El esfuerzo del #presidente de Colombia Juan Manuel Santos por instalar la paz en el país ha sido premiado. El comité noruego del Nobel es el encargado cada año de escoger al ganador del premio Nobel de la Paz y para este año 2016 han decidido otorgárselo al presidente Juan Manuel Santos por su lucha incesante en la búsqueda de la paz en #Colombia. El país latinoamericano estaba sumergido en uno de los conflictos más largos de la historia, 50 años de choque contra la insurgencia de las FARC que dejaron miles de muertos y mucho dolor. Después de largas negociaciones entre el gobierno colombiano y los dirigentes de las FARC, por fin, el 26 de septiembre pasado se pudo firmar el #acuerdo del alto al fuego, que buscaría poner fin a la guerra en Colombia.

Anuncios
Anuncios

Desde su residencia y al lado de su esposa María Clemencia, el presidente colombiano anunció que había sido galardonado con esta “honrosa distinción” y expresó su agradecimiento por ser escogido como ganador. “Colombianos, este premio es de ustedes. Es por las víctimas y para que no haya ni una más, ni un muerto más. Debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso y comenzar a construir una paz estable y duradera”, expresó el mandatario colombiano.

Como vivimos en un mundo de aciertos y desaciertos, los colombianos mediante votación en referéndum decidieron votar en contra del acuerdo de paz entre la guerrilla y el gobierno. Y, a pesar de que el presidente Santos ha asegurado que el cese al fuego sigue vigente, los resultados de las votaciones se inclinaron por el no al acuerdo de paz en Colombia.

Anuncios

El 50.2 % de los votos fueron en contra del acuerdo y un 49.7 % dijeron sí al acuerdo de paz, sin dejar atrás un notable 60 % de abstención. El comité noruego expresó en su anuncio de entrega que el premio era otorgado al presidente Santos por su lucha por acabar con una guerra civil que le ha costado la vida a 250.000 colombianos y ha desplazado a millones. El comité expresó que el premio también es para el pueblo colombiano, que no ha perdido la esperanza por la paz.