La Euskadi Ta Askatasuna, más conocida con las siglas de #ETA, se creó en el año 1958 durante la dictadura franquista con el objetivo de conseguir la independencia del País Vasco mediante el uso del "terrorismo", es decir, ejecutando una sucesión de actos violentos para infundir terror al Gobierno y a la población en general. 

En España, esta organización es tan conocida como odiada, ya que la mayoría de los actos más violentos que han perpetrado han sido en el territorio nacional y contra sus habitantes. Uno de los asesinatos con mayor repercusión política que ejecutaron fue el de Luis Carrero Blanco, que ejercía el cargo de Presidente durante la dictadura del General Francisco Franco; aunque después de este periodo, durante la democracia española, también usaron la violencia como forma de expresión, véase el ejemplo de cuando hicieron explotar una bomba en un hipermercado de Barcelona en 1987, asesinando a 21 víctimas inocentes.

Anuncios
Anuncios

Esta organización usó todas las formas de coacción posibles: secuestraron a importantes empresarios y a altos cargos del Gobierno, pusieron bombas en las Comisarías, mataron a policías y militares y asesinaron indiscriminadamente a hombres, mujeres y niños que tenían el pleno derecho a la vida.

Entonces, diversos grupos sociales a favor de la dictadura franquista y en contra del marxismo se unieron contra los "etarras" y comenzaron lo que más tarde se denominaría "la guerra sucia contra ETA".

Esto tuvo aún mayor impacto con la victoria socialista en las elecciones de 1982, ya que GAL (los Grupos Antiterroristas de Liberación), una organización de mercenarios franceses contratados por policías españoles y financiados por el Ministerio del Interior, se alzaron en armas contra los terroristas vascos y empezaron a usar su mismo juego. 

En 1983, el Tribunal Supremo juzgó al Ministro del Interior porque este mandó secuestrar a un vendedor de mobiliario de oficinas al que confundió con Mikel Lujúa, entonces líder de ETA.

Anuncios

En marzo del 1999, la Audiencia Nacional dictó auto de procesamiento por secuestro, lesiones y asesinato contra los torturadores de dos conocidos miembros de los terroristas. En el año 2000, el ex-general de la Guardia Civil fue condenado con 75 años de cárcel por participar en el asesinato de estos dos individuos.

11 años después de estas sangrientas pero sigilosas escaramuzas, el grupo terrorista abandonó la lucha armada, y hemos tenido 5 años de paz que se han interrumpido por un hecho. Sin embargo, hace unas horas se ha descubierto un arsenal en un bosque del norte de Francia que, según agentes de la Guardia Civil y de la Dirección General de Seguridad Interior Francesa, podría pertenecer a ETA.

Según las mismas fuentes, las armas que se encontraron en el zulo son de cantidades desconocidas, y también han declarado que, probablemente, los terroristas pretendían negociar la devolución del material, ahora incautado,  con los gobiernos español y francés. 

El DGSI también permitirá a España que vean el archivo histórico de ETA, que fue hallado en una operación de detención contra Mikel Antza en 2004, y que contenía ingente documentación y cintas de cassette que tenían los testimonios de terroristas veteranos, e incluso, los interrogatorios que estos hacían a los empresarios secuestrados.

Anuncios

¿Qué pasará ahora? ¿Regresarán a la lucha armada los terroristas? ¿O quizá prosiga la pacificación y estos asuntos caigan en el olvido?