En el vídeo se puede ver a un yihadista que se inmola accidentalmente a sí mismo y a todos sus compañeros, mientras luchaba desesperadamente con su teléfono para realizar un ``selfie´´. Las imágenes parecen mostrar miembros del ejército libre sirio por los uniformes (rebeldes supuestamente moderados armados por EEUU), pero ninguna autoridad ha confirmado la información del vídeo todavía. Se trata de 8 hombres que se reúnen alrededor de una cámara mientras cantan sentados y tocan tambores. Como decoración, en la sala se encuentra una bandera rebelde a sus espaldas y frente a ellos una pila de kalashnikovs inclinados a modo de escultura.

El momento culmen llega cuando uno de los yihadistas que se encuentra a la izquierda de la reunión, se auto-inmola por accidente al intentar hacer un ``selfie´´ con el móvil conectado a los explosivos.

Anuncios
Anuncios

Se desconoce si la foto llego a realizarse o si el fotógrafo consiguió que entraran todos sus compañeros en la foto.

El video dura 30 segundos, en el momento previo a la deflagración, se puede apreciar como el rebelde protagonista se prepara tomando ángulo para retratar a sus allegados. El sonido de clic, al captar la instantánea, viene seguido de una explosión inesperada que transforma la escena. El fuego y el humo han hecho desaparecer la reunión de canto y celebración, volcando la cámara que ahora apunta hacia el techo. Los rebeldes comienzan a gritar en su idioma Dios es grande y corren saltando sobre la cámara para auxiliar a los posibles supervivientes de la repentina explosión.

El hecho de que las paredes y techo de la habitación no se hayan derrumbado, y que la cámara no se haya destruido del todo, evidencian que la bomba era de poca potencia.

Anuncios

Se desconoce el propósito y la calidad del explosivo utilizado ya que los utilizados por los suicidas en Siria suelen ser de mayor capacidad destructiva. Los chalecos explosivos habitualmente usados por los terroristas son muy rudimentarios, realizados de forma artesanal o incluso de fabricación casera. Normalmente consisten en mochilas con líquidos y tubos que al juntarse accionando el pulsador explotan. A pesar de ser un explosivo de baja potencia, no parece de fabricación demasiado casera o muy rudimentaria ya que esas de baja calidad, bombean el líquido con el pulsador, haciendo incluso que se tenga que apretar varias veces. #Terrorismo #Estado Islámico #Siria