Secuestros, desaparecidos y narcotráfico golpean al país que pasa por uno de sus peores momentos. El periodista Roberto Arteaga es contundente con respecto a esta realidad.

“México ha vivido cobijado por la violencia durante los últimos 10 años. A partir de la administración de Felipe Calderón Hinojosa, presidente del país de 2006 a 2012, los índices delictivos se incrementaron sustancialmente en la República Mexicana. Una lucha contra los cárteles de la droga agudizó la crisis social y de derechos humanos que ha vivido México por los altos índices de desigualdad e impunidad."

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 10 asesinatos entre una población de 100 mil habitantes es un rasgo de violencia endémica.

Anuncios
Anuncios

En #Latinoamérica ocurren 24 de esos delitos por la misma cantidad de habitantes. La OMS considera que las consecuencias de violencia arraigada puede apreciarse en una baja producitividad, gastos sobrevalorados en medidas de seguridad y repercusiones en la salud. Para algunos Estados, ese costo invertido en seguridad, representa hasta un 10 % del PIB. #Crímenes