Entre los casos más absurdos o divertidos para algunos, así como ‘extraños’ para otros tantos, encontramos lo acontecido el pasado sábado en la ciudad escocesa de #Glasgow.

Y es que, los ciudadanos se encontraron con ‘un intruso’ en mitad de las carreteras. Y lo que veían era un pato de goma hinchable gigante, tamaño similar al de una casa normalita, no muy voluminosa.

Y así fue como lo comentaron en las redes, más concretamente en twitter que es donde más controversia hicieron del tema.

  • #Vardy's inflatable duck made a run for it this morning #Braehead #Glasgow puso en su tweet Mikey McKenna (@m8kna) el pasado 24 de septiembre de 2016 fotografiando los hechos que él mismo presenciaba.

Muchos se mostraron nerviosos ante la ‘’probabilidad’’ de estar viviendo lo que después sería el fin del mundo.

Anuncios
Anuncios

Especulaban sobre la posibilidad de una invasión por estos patos. Patos que siempre se observaban en los baños con ternura.

Pero, nada más lejos de la realidad. Lo que verdaderamente ocurría era que el hinchable, que servía como ‘mascota’ de un concesionario de la misma ciudad, fue descolgado por los fuertes vientos y provocaron que saliera disparado hasta las carreteras.

Como no es un pato que esté acostumbrado al contacto directo con los humanos, tuvo la mala suerte de ocasionar algún que otro destrozo, como al coche de la twittera que mencionamos a continuación denunciando los hechos en vía pública:

  • @PeterVardy_Help your giant inflatable duck has just hit my car in the middle of the road in Glasgow! #surreal #Glasgowduckontheloose así decía en su tweet andrea mccall @sparkler81 24 de septiembre de 2016

Al final, el pato pudo regresar al concesionario, donde debía estar, justo 10 minutos después de su escapada aventurera.

Anuncios

Allí, donde trataron sus rallones y golpes ocasionados por el viaje, se encuentra bien y ahora es un recuerdo que todo Glasgow tiene muy presente.

Aunque no fue muy largo el viaje que emprendió sí que le dio tiempo a darse a conocer y dejar su huella. Ahora todo aquél que quiera volver a verle, tendrá que pasarse por el concesionario y dedicarle unos minutos. #Accidentes