Hoy a las 21 horas, hora local, se llevará a cabo en la Universidad de Hofstra del estado de Nueva York, el debate del año. Los temas que estarán en juego son: el rumbo de #Estados Unidos, la prosperidad y la seguridad. Donald Trump y Hillary Clinton se enfrentarán en un académico escenario, la sala David S. Mack. El debate que no será interrumpido por cortes publicitarios, será moderado por Lester Holt, de la NBC. Ambos líderes políticos jugaran este primer set del juego electoral, esgrimiendo distintas cualidades para estas lides. Trump un veterano del espectáculo televisivo, con un buen manejo de tiempos y efectos, que son el legado de su amplia experiencia en reality shows, y Hillary, la candidata presidencial mejor entrenada y con mayor capacidad intelectual, de las últimas confrontaciones a este nivel, en muchos años de la historia política norteamericana.

Anuncios
Anuncios

Durante 90 minutos Clinton y Trump, estarán juntos frente a las cámaras que televisarán el debate, para el que se calcula un público de 100.000.000 millones de espectadores en todo el mundo. Por primera vez un hombre y una mujer son los protagonistas de este encuentro.

La mayoría de los encuestadores creen que la demócrata, está mejor preparada para este momento crucial de la campaña. Hillary ha sido coucheada, para enfrentar las 2 posibilidades que podría presentar Trump durante esta noche. Podría ser un Trump serio y mesurado, que reprima los alardes, los gritos y las amenazas, o el Trump de costumbre. Es inevitable recordarlo en los debates de las primarias, irrespetando las reglas, interrumpiendo reiteradamente a sus contendientes, incluso insultándolos. Verdaderamente despierta una gran curiosidad, saber cuál será su desempeño en esta ocasión.

Anuncios

Quienes tendrán acceso a la sala del debate

Solo podrán estar en la sala del debate, los invitados de ambos candidatos. Los periodistas, para tener acceso al lugar asignado a la prensa, debieron pagar una entrada que como mínimo costaba 200 dólares. Entre los invitados de Hillary, figura Mark Cuban, propietario del Dallas Mavericks, que es un acérrimo detractor de Donald Trump; al enterarse, el republicano "respondió a la atención”, amenazando con invitar a Jennifer Flowers, una supuesta amante de Bill Clinton. Amenazas aparte, Trump ha invitado a 2 ex militares de alto grado, que se cuentan entre sus asesores, Mike Flynn y Keith Kellogg.

Las altas expectativas solo pueden compararse a las que produce la final de la Superbowl. El planeta entero espera por este evento. #Elecciones