Finalmente el Senado ha apartado a Dilma Rousseff de su cargo, desde 2002 la derecha ha tratado de alcanzar el poder en el país sin lograrlo, inclusive mediante un #Impeachment a Lula que no prosperó. Sin embargo esta metodología sí ha servido para deshacerse de la ya ex-presidenta de #Brasil, reelegida en su día por 54 millones de brasileños y sin que se presentaran verdaderos argumentos para el impeachment.

La acusación sobre la que se ha fundamentado el proceso se basa en presuntas "irregularidades contables", consistentes en maquillar las cuentas del Gobierno para solicitar créditos bancarios. Es decir, no existen acusaciones de malversación o lucro; aunque tal conducta sí está tipificada como delito en la ley brasileña.

Anuncios
Anuncios

La propia Dilma #Rousseff ha denunciado estas argucias como un golpe de Estado "blando" para poner fin al período político iniciado con Lula da Silva en 2002. Michel Temer será presidente de Brasil hasta el 31 de diciembre de 2018, un hombre que a sus 78 años nunca ha ganado una elección directa. Sea como fuere, Brasil se suma ahora al giro neoliberal que recorre América Latina encabezado por países como Argentina. 

Difícil prever el futuro del país en esta nueva etapa. Apenas un 13% de los brasileños declaran aprobar la gestión que hasta ahora ha llevado a cabo Michel Temer como presidente interino. Además, durante el primer mes tres de sus ministros abandonaron su cargo acusados de corrupción. Brasil se halla sumido en una crisis económica y social ante la cual Temer propone realizar toda una serie de ajustes: imponer un techo al gasto social, subir la edad de jubilación a los 65 años para las mujeres y 70 para los hombres, debilitar las negociaciones colectivas, recaudar 10 billones de euros en privatizaciones, etc.

Anuncios

La defensa de Rousseff, por su parte, considera que no existe causa justo para el impeachment y anuncia que estudiarán posibles irregularidades y la limitación de su derecho a una defensa, presentando al menos dos recursos contra la decisión del Senado.