Pese a que a, muchos estadounidenses les preocupa la edad de sus candidatos a presidente, otros comienzan a cuestionar la hipocresía reinante de la campaña. El portavoz demócrata ha asegurado en un parte a los medios horas después del retito que Hillary ya se encontraba bien y solo se había retirado al sentirse algo agobiada por el calor.

La candidata ha tenido que demostrar que su salud no es un problema, y tras reponerse en casa de su hija por cerca de dos horas, ha regresado al Ground Zero sonriente, saludando con el brazo en alto y aclamando por todo lo alto que se sentía “fenomenal”.

En julio del año pasado su médico de cabecera hizo público un parte en el que dejó constancia de la salud de la Secretaria de Estado.

Anuncios
Anuncios

Allí reveló que a sus 67 años, Hillary gozaba de muy buena salud y solo padecía hipotiroidismo y alergias de estación. Con respecto a las trombosis, la primera sufrida en 1998, los médicos le recetaron medicina para prevenirlas en el futuro, pero 11 años después volvió a padecer la misma afección. En su momento, los allegados a la candidata, aseguraban que se debía a los largos viajes en avión que debía realizar.

Durante los últimos años ha sufrido dos trombosis, una fractura de codo y neumonía. #Trump #Estados Unidos