Un día después de la tregua, nuevo conflicto. Ayer martes fueron disparados tres proyectiles contra el territorio conocido como Altos del Golán, ocupado y controlado por el Estado de Israel. Los disparos, de los cuales uno fue disparado por la mañana y los otros dos por la tarde, no han provocado víctimas mortales ni heridos, según informaciones del ejército israelí. La policía, junto con el ejército, han estado inspeccionando el lugar, asegurándose de la negativa de víctimas humanas.

La acción se presume realizada por parte del Frente al Nusra como daño colateral, pero el Gobierno israelí ha tenido a bien responsabilizar al Gobierno oficial de Damasco.

Anuncios
Anuncios

Por lo tanto, se han realizado ataques contra territorio controlado por el ejército regular de Bashar al-Ásad, que ha llevado a duras escaramuzas entre ambos bandos. No es la primera vez: el Estado israelí ha llevado a cabo cuatro ofensivas en suelo sirio en dos semanas, en respuesta a daños colaterales causados por la guerra del país vecino.

Por parte de los sionistas, han desplegado aviones de combate para llevar a cabo represalias en territorio controlado por Damasco, y  parece ser que en uno de los combates alrededor de la frontera suroeste, un avión israelí ha sido derribado por un punto de resistencia basharista frente a la ofensiva desplegada por el ejército de Israel. Tal hecho se niega por parte de Israel, pero las tropas sirias confirman su caída.

Esta zona en concreto de Oriente medio es altamente conflictiva, más que la media general del territorio que ya de por sí lo es.

Anuncios

Los Altos del Golán ocupan 1800 km² cuadrados, de los cuáles 1200 km² están bajo el régimen de ocupación israelí. Desde la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra de Yom Kippur(1973) ha sido así, a pesar de la reprobación internacional. La #ONU lo considera "territorio ocupado", pero Israel tan sólo "territorio en disputa". El territorio ocupado, ahora bombardeado, pertenecía a #Siria, y fue invadido como parte de la respuesta por declarar la guerra a Israel. Líbano, también fronterizo, también reclama una pequeña parte del territorio ocupado; el Gobierno sionista se niega a devolverlo. Como se puede ver, la región es un polvorín que puede traer de cabeza a los actores de la guerra civil siria en un futuro muy próximo. #Isrel