La caída en el #Turismo de países como Turquía e incluso la vecina Francia por los atentados terroristas, ha beneficiado a España o #Italia. El país natal de Federico Fellini, no muy preparado para el turismo masivo, aunque tiene ciudades campeonas mundiales de recibimiento de turistas, está recibiendo mucha gente, más que nunca. Y como oíamos en Barcelona, algunos vicios de los turistas, sin atacar para nada a los turistas educados, que son el 99 %, se han reproducido en las dos ciudades italianas más atractivas.

En Venecia, la ciudad italiana más cinematográfica por su inimitable imagen, sus habitantes han llegado incluso a manifestarse contra la llegada masiva de cruceros turísticos.

Anuncios
Anuncios

Aunque saben que el turismo da mucho dinero a la ciudad, sus comercios y sus habitantes, se quejan de que Venecia ahora es “un parque temático”, y que la ciudad tiene ahora 12.000 habitantes menos por el aumento de los alquileres de sus viviendas. Una parte de ellas, por cierto, ya destinadas sólo a uso turístico, en donde los bed and breakfast que se sirven allí han aumentado un 800 % en un año: de apenas 200 en 2015 a los 1.900 de este año.

Roma, por su parte, se queja de que una parte de los turistas no guardan el debido respeto a la ciudad ni a sus monumentos, algunos en mal estado. La escalinata de Trinità dei Monti, al lado de la Piazza di Spagna, ha tenido que ser reformada durante un año, con un coste de un millón y medio de euros. Se encontraron suciedades varias como chicles, manchas de café, vino y otros materiales.

Anuncios

El diseñador de joyas Paolo Bulgari pidió que el monumento sea cerrado al público por la noche para que no lo manchen de nuevo.

Los comerciantes del barrio romano en donde está la escalinata opinan lo mismo. Gianni Battistoni, presidente de la Asociación de Via Condotti, denunció que se encontraron incluso excrementos humanos sobre los monumentos. Sugieren que cada noche, los 137 escalones de la escalinata sean protegidos, algo que han exigido al Ministerio de Bienes Culturales italiano, que hasta ahora se ha negado a ejecutar. Han advertido que si desde el Ministerio les dan largas, seguirán protestando. Han escrito un manifiesto, que han firmado incluso importantes artistas y escritores italianos.

Otras zonas italianas de gran atractivo turístico y que como las ciudades mencionadas han salido mucho en películas, tanto italianas como extranjeras, tampoco están preparadas para este repentino venir de turistas. Florencia y la isla de Capri piden que se sepa gestionar el flujo turístico, que saben que en otros países lo llevan mejor. #Roma y Venecia