Los científicos ya estaban desde hace tiempo rondando planes para llevar a cabo una convocatoria directa con los integrantes de la #NASA, dado que han llegado a distintas informaciones veraces que reflejan novedosos hallazgos sobre una luna en Júpiter.

Esta innovación informativa extraterreste, se ha convertido en el icono resaltante del Sistema Solar, en la que se está estudiando una posible compatibilidad con la vida. Desde la pasada semana, se ha relatado que se han estado visualizando masas de vapor de agua, ante la lejanía de 200 kilómetros, previos a su superficie.

“Si estas masas de agua evaporada, en realidad emergen de la superficie de esta luna en Júpiter, esto servirá de prueba para tomar todas las muestras necesarias y saber qué se esconde debajo del territorio europeo”, aseguró Geoff Yoder, uno de los científicos participantes de la NASA.

Anuncios
Anuncios

A partir de estos géiseres, se puede determinar de forma simple y sin llegar a los extremos de las perforaciones si bajo la superficie de Europa, se encuentra un océano subterráneo del que tanto han sospechado, desde hace un tiempo.

La NASA, este lunes hizo partícipe la noticia de la sospecha, mediante imágenes que fueron tomadas directamente desde el telescopio espacial Hubble, durante una campaña donde se pretendía la observación completa del sistema solar relacionado con el territorio europeo.

El famoso astrónomo, William Sparks, destaca que para confirmar esta condición se debe esperar hasta el año 2018, año en el que será lanzado el telescopio espacial James Webb, telescopio sucesor del presente Hubble.

Con el telescopio de este lunes, se pudo apreciar que podía haber algunas posibilidades de vida en la famosa luna de Júpiter, dada la presencia de oxígeno, interpretándose las masas de agua evaporada como provenientes de la corteza de Europa o bien, del océano subterráneo.

Anuncios

Ya son múltiples las pruebas que sugieren la vida probable en esta luna, pero que actúan de manera indirecta, creyéndose además que debajo de la corteza europea, que es agua sólida, se encuentre un océano extenso, constituido por agua líquida.

Es así como la detección de esas masas de vapor de agua que emanan desde la superficie, refuerzan las posibilidades astrofísicas de asegurar la existencia del océano subterráneo planteado, con un volumen hídrico aproximado de tres veces la suma de los océanos de la Tierra, respectivamente.

Se dice que, si Europa está constituido por una fina atmósfera, tiene mayor potencial para bloquear la entrada de luz que ingresa de Júpiter y se podría visualizar el océano subterráneo en modo de una silueta, por lo que se espera que sigan los estudios y las pruebas para confirmar esta novedad geológica.

#Investigación científica