Hace poco, una organización sin ánimo de lucro y una ONG holandesas han sacado a la luz unos documentos que recogen exhaustivamente los nombres de las empresas textiles internacionales que han estado haciendo negocios con empresas indias que tienes a sus trabajadoras en unas condiciones casi de esclavitud. Entre estas empresas aparecen los nombres de tres españolas como son "Inditex", "Cortefiel" y "El Corte Inglés". 

Investigando un poco es fácil encontrar el panorama que se desarrolla en éstas fábricas textiles indias, en las que cientos de niñas y adolescentes trabajan jornadas que rondan las 72 horas semanales por un salario de 88 céntimos de Euro al día.

Anuncios
Anuncios

Unos sueldo que, además, no podrán cobrar hasta que hayan pasado de 3 a 5 años (o cuando finalice su supuesto contrato laboral) y que, en la mayoría de la ocasiones, va dirigido a pagar su propia dote matrimonial. A pesar de que la ley india aboliera el pago de la dote en 1961, ésta aún sigue siendo una práctica muy común en la mayoría de los círculos sociales. 

En la India, no está permitido que uno se case con una pareja de distinta casta y normalmente los matrimonios suelen ser acordados por los padres de la pareja que, en muchos casos, ni se conocen hasta el mismo día de la boda. En algunas de las castas altas, se está abriendo un poco la estrechez de miras con respecto al consentimiento mutuo de los novios antes de la boda, lo cual no ha llegado aún hasta las castas más bajas. Simplificando mucho un muy complejo sistema de castas, se podrían encontrar cuatro tipos diferentes en el siguiente orden descendente: la casta de los sacerdotes, la de los guerreros, la de los comerciantes y la casta baja.

Anuncios

En general, dentro de cada una suele haber más subdivisiones, pero a grandes rasgos, la casta más abundante y que peor vive es la casta baja. Es precisamente en esta casta baja de donde salen la mayoría de las chicas y jóvenes que se meten en este tipo de industrias textiles, donde son explotadas y maltratadas. A pesar de que no existan los cambios de casta y que lleves tu casta grabada a fuego en tus apellidos, muchas veces al casar a una hija con una familia más adinerada que la propia, ésta logra salir de la pobreza en la que vive. Cuanto mejor es el marido en potencia, más cara es la dote que la familia de la #Mujer ha de pagar. Así, tras años siendo explotadas en las industrias textiles indias, las jóvenes sueñan con poder costearse un buen marido que las saque, a ellas y a sus familias, de la miseria en que les ha tocado nacer. 

Con ese sueño y muchas veces empujadas por sus progenitores, estas chicas acaban cayendo en las redes de empresas como Eastman Exports, una de las principales suministradoras de ropa a tiendas internacionales como las españolas "El Corte Inglés", "Cortefiel" e "Inditex".

Anuncios

En muchos casos, se atrae a estas mujeres con la promesa de un techo y comida diaria a parte de un ínfimo sueldo que podrán cobrar al terminar su período de #Trabajo en la empresa. Aún así, se han detectado otro tipo de abusos como la explotación con horarios de locura sin compensación, la prohibición de abandonar el recinto de la empresa sin supervisión y hasta contratos únicamente verbales y que pueden ser rescindidos en cualquier momento. 

Por su parte, los líderes de los grupos empresariales españoles que se han sentido amenazados ante los documentos publicados, han intentado lavar su imagen declarando que todas éstas industrias indias que les suministran productos han sido examinadas y han pasado diversos controles.  "Eastman Exports, según las auditorías BSCI, sólo comete ahora algunas infracciones leves" comentó un portavoz de "El Corte Inglés" en una rueda de prensa. Supongo que con eso le basta a su conciencia.  #Moda