Por muy ficticio que pueda llegar a parecer, el país chino anunció datos no sólo relevantes de su estación espacial ‘Tiangong-1’ sino preocupantes. Y es que cuentan que todo apunta a que el próximo 2017, el mencionado satélite tendrá un impacto en la tierra. Pues ellos mismos afirman que han perdido el control de la nave en cuestión y están en el punto de mira, observando dónde es exactamente el lugar en el que se producirá la caída.

Fue el pasado año 2011 cuando Tiangong-1 salió al espacio, inaugurando a #China como otro país en activa investigación ya que es la primera estación espacial propia que se lanzó.

Datos nos dicen que orbita a una altura de alrededor 370 kilómetros y la duda que más les inquieta es si al acceder a la atmósfera se desintegrará o si, por el contrario, caerán sus restos en algún punto de la tierra aún por averiguar.

Anuncios
Anuncios

En marzo tuvo lugar la finalización de una investigación llevada a cabo por varios astrónomos. Éstos, advirtieron que la nave aparentaba estar en pleno descontrol y actuaba con tentativa de acercarse a nuestro planeta. No se les hizo mucho caso hasta ahora, que ya pueden afirmar con mayor seguridad que el próximo 2017 tendrá un importante impacto sobre la tierra.

¿En qué lugar exactamente impactará?

Es un dato aún incierto, pues por el momento no tienen una respuesta clara al respecto y eso les preocupa más si cabe. Aunque sí que confían en que la probabilidad más cercana y fiable es que, de impactar, lo haga en el mar. Por ello, todos los astrónomos están trabajando y vigilando sus movimientos.

Lo esperado es que, una vez que entre en la atmósfera, y se convierta en una bola activa de fuego.

Anuncios

Haciéndolo por supuesto con descontrol total y dejando varios fragmentos en tierra terrestre. De los que muchos se espera que entrarán en modo de desintegración en poco tiempo después del impacto. Pero a sabiendas de que el 70% de la superficie de la tierra está compuesta por agua, existen muchas más probabilidades de que en vez de en tierra terrestre impacte directamente en algún mar.

Nick Johnson, desde la #NASA, cuenta que hay una probabilidad muy escasa de que la nave pueda impactar encima de un hombre. Comenta que una entre 3200 lo que significa el 0,0312 por ciento de probabilidades de que impacte encima de un ser humano.

Así mismo, prometen mantener informados sobre este aspecto y todo movimiento que vaya haciendo este artefacto de aproximadamente 8 toneladas.