El marco más impresionante de todos los tiempos para un debate presidencial en los Estados Unidos tuvo su primer round, con un cálculo aproximado de más de 100 millones de telespectadores, los candidatos estuvieron tratando de calzar en las expectativas de todos los públicos del planeta, las medidas económicas la migración, el empleo fueron como era de esperarse los primeros minutos del auténtico show, estando en esas cuestiones es cuando la Demócrata

saca a relucir que la ex Miss Universo Alicia Machado acaba de adquirir la nacionalidad estado-unidense, y que podrá votar con todo derecho en las elecciones de EEUU.

Anuncios
Anuncios

Miss Piggy = Miss Cerdita, y Miss Housekeeping = Miss Limpiadora, habrían sido las palabras que el candidato republicano Donald Trump le apodó a la ex Miss Universo Alicia Machado por cuánto esta supuestamente acusaba sobrepeso. En varias ocasiones el candidato preguntaba ¿De dónde sacaste eso? Y no es cierto, pero los vídeos de la época en los cuáles el mismo Trump habla sobre el peso de la Miss Universo que en otra escena se encuentra haciendo ejercicios corroboran la prueba presentada por la Demócrata.

Los medios informativos hablan de venganza de la Miss, por cuanta ella dice que estos agravios le desencadenaron problemas de bulimia y anorexia.

La venganza es dulce probablemente para una de las Misses Universos más hermosas y carismáticas de Venezuela, la misma que consistirá en darle su voto y apoyo total a Hillary Clinton quién se ha abanderado de sus sinsabores como ejemplo del maltrato e inequidad de género, por parte de este común adversario.

Anuncios

Finalmente como broche de oro hará que Miss Piggy Miss Cerdita y Miss Housekeeping Miss Limpiadora voten #Donald Trump.

El candidato ha resentido el duro golpe, pero solo se tambaleó, recordemos que quedan aún rounds, que digo debates que ofrecemos comentarles a ustedes, de esta despiadada pelea presidencial.

Las humillaciones, los maltratos, los agravios, los insultos, los apodos, deberían dejar de ser material de ataque político #Inmigración #Derechos Humanos