Una entrevista realizada por el director de Ecopracticas Fernando Juregui al Dr. Alexander Luzardo doctor en Derecho Ambiental y redactor de normas ambientales de la constitución de #Venezuela en el 1999, cataloga al proyecto del Arco Minero como un “Atentado a futuro”, pues hay una responsabilidad transgeneracional que se debe asumir en función de dejar claro que el Arco Minero es la venta, la cesión de la soberanía a 150 transnacionales afectando las últimas reservas de agua potable de Venezuela que es un bien insustituible

Así mismo explicó que afectaría las reservas forestales de Imataca que son 3 millones 800 mil héctareas, área del tamaño mas o menos de Holanda y bosques tropicales que protegen las cuencas de ríos importantes, afectando la cuenca del río Caroní y por tanto nuestro principal suministro hidroeléctrico del Guri.

Anuncios
Anuncios

El Dr. Luzardo considera que este proyecto es una medida suicida y que se debe hacer un llamado a la geopolítica ambiental transgeneracional porque son los bienes jurídicos ambientales de los cuales depende el territorio. “No hay territorio sin biodiversidad, sin agua, no hay espacio geográfico y no hay estrategia ni planificación estratégica si destruimos las cuencas madres que nos dan el agua, que nos dan la vida, esto es un suicidio colectivo” agregó que este decreto pasó por encima de todo eso y además produjo lo que jurídicamente se denomina una desafectación de facto.

A su vez destacó que el proyecto del Arco Minero representa una área de 12 millones de héctareas, 111.854 km² esto es varios países de Europa juntos y que el gobierno con esta medida está reafirmando el rentismo minero y que actualmente la humanidad se está replanteando hacia ese tipo de economías y que incluso el Papa Francisco este año 2016 hace un llamado a la necesidad urgente de conversión política para que los líderes mundiales y ciudadanos trabajen en combatir el #Cambio Climático y poner fin a políticas y costumbres que destruyen la creación.

Anuncios

La ex Ministra del Ambiente de Venezuela Ana Elisa Osorio también fue entrevistada, y manifestó estar en desacuerdo pues Chavez ordenó que “ese oro debía quedarse debajo de la tierra hasta tanto no tengamos una tecnología sustentable, una tecnología que no modifique la estructura del ambiente” de hecho en 2009 les ordenó la expulsión de las empresas transnacionales mineras canadienses que mantenían operaciones en la zona, hasta la fecha no existe esa tecnología pues es la misma tecnología que se ha usado tradicionalmente, sin embargo el presidente Maduro dice que no se va usar mercurio, pero se usaría el cianuro y este reacciona con los metales de la tierra y forma el arsénico, explicó la exministra.

Osorio dijo “El presidente Maduro dice que vamos hablar de una minería sustentable y eso no existe e incluso se acaba de crear el ministerio de Minería Ecológica y eso es una contradicción”, pues no existe la tecnología para ello. Así mismo explicó que los recursos económicos que se obtengan de la deforestación de millones de hectáreas y la remoción de millones de toneladas tierras para lavar y sacar el oro y otros metales nunca van resarcir el daño que se le va hacer a una importantísima área del territorio nacional, que es 12% de Venezuela, que nada mas y nada menos produce agua, electricidad y biodiversidad.

Anuncios

Por otro lado indicó que “es una amenaza a todo el patrimonio natural del sur de Venezuela” para la futuras generaciones, pues es probable que no veamos el desastre a corto plazo, pero con toda seguridad a medio y largo plazo estamos condenando a nuestros pueblos a tener un déficit de agua, de energía eléctrica, y si se saca la capa vegetal lo que queda abajo es caliza y allí no crecerá nada por cientos de años. Es una condición negativa e incluso para el cambio climático de un área muy importante (el Amazonas y Edo bolívar) porque es la que rige todo lo que son los periodos de lluvia del país. #NoalArcoMinero