Amatrice se preparaba para celebrar su tradicional festival gastronómico cuando el #Terremoto acabó con ello. Pero la tristeza de un pueblo tapado por los escombros conmovió a muchos ciudadanos dispuestos a ayudar a como de lugar.

Este es el caso de Paolo Campana, periodista y bloguero italiano, impulsor de la iniciativa ##amatriciana. La propuesta consiste en que varios bares y restaurantes italianos que quieran colaborar con las víctimas y la reconstrucción del pueblo donen 2 euros por cada salsa Amatriciana vendida.

No han faltado los listos de siempre, dispuestos a lucrar con el dolor de los demás y una publicidad gratuita en redes sociales y otros medios de comunicación.

Anuncios
Anuncios

Según los cálculos estimados, podrían recaudarse unos 42 mil euros por semana, de prosperar esta iniciativa. En solo 2 días, Campana ya ha inscrito a más de 700 restaurantes dispuestos a colaborar. La salsa típica que lleva el nombre del pueblo más castigado por el temblor, está compuesta por panceta, tomate y queso y si la idea de Paolo Campana cobra fuerza, probablemente se convierta en un plato capaz de mitigar el dolor.