Varios parlamentarios del parlamento británico han acusado a la primer ministra #Theresa May (Eastbourne, 1956) de demostrar una "arrogancia digna de un monarca Tudor" al conocer su intención de iniciar formalmente la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sin una votación parlamentaria.

El diputado laborista Owen Smith ha sugerido que May pretende esquivar al parlamento británico ya que no contaría con el respaldo suficiente: "Theresa May está claramente corriendo asustada del control parlamentario de sus negociaciones del #Brexit, mira los números y sabe que podría no ganar la votación", ha asegurado Smith al diario "The Guardian".

Anuncios
Anuncios

El laborista no se ha quedado sólo ahí, sino ha prometido que si se convierte en líder de la oposición, presionará para que cualquier acuerdo al que lleguen la primer ministra con Boris Johnson, Liam Fox y David Davis sea retirado por el pueblo británico en un segundo referéndum o bien unas elecciones generales. 

Barry Gardiner, Ministro de Comercio laborista, ha tildado también los planes de May como absolutistas: "La lógica de que pueda iniciar el artículo 50 sin antes llevarlo al parlamento para conocer las bases y términos sería despreciar la institución y asumir los arrogantes poderes de una monarca Tudor", denunció Gardiner. 

Las alarmas saltaron este sábado al hacerse públicas las intenciones de Theresa May en el periódico "Daily Telegraph" sin especificar fuentes. Según el tabloide, May no ofrecerá a los detractores del Brexit la oportunidad de bloquearla y ha consultado a abogados que afirman, tiene la competencia para invocar la salida sin una votación parlamentaria, y es que una mayoría de 650 parlamentarios se han declarado a favor de que Gran Bretaña permanezca dentro de la Unión Europea.

Anuncios

El pasado 23 de junio, en un referéndum los británicos votaron a favor de salir del bloque europeo y la primer ministra anunció que no invocaría el artículo 50 antes de fin de año con el propósito de armar la estrategia de salida. Hasta el minuto, la oficina de Theresa May no se ha pronunciado sobre las informaciones publicadas por el "Daily Telegraph".  #Reino Unido