Como es bien sabido Rusia se dedica a la industria armamentista desde hace varias décadas, sus fuerzas armadas se ubican entre las más poderosos del planeta, y su desarrollo bélico es impresionante, porque siempre están a la vanguardia en el desarrollo de armas de fuego, tanques, bombarderos, aviones, bombas, buques de #Guerra y por qué no submarinos.

Tal es el caso del Boréi, una nueva clase de submarinos nucleares totalmente desarrollados por la armada rusa, los cuales aseguran varios funcionarios del alto rango militar son capaces de desafiar cualquier sistema de defensa antimisiles debido a su tecnología de punta y al gran poder destructivo que tienen cada uno de los dieciséis misiles nucleares transportados por ellos.

Anuncios
Anuncios

De acuerdo a estas declaraciones los submarinos tienen la capacidad de superar cualquier sistema antimisiles sin importar la ubicación en que se encuentre, ya que el poder devastador del Boréi es incalculable gracias a su tamaño de casi 200 metros de largo y la gran carga de misiles Bulavá versión acuática del modelo Topol-M que esta clase de submarinos alberga dentro de sí.

Otro aspecto resaltable es toda la tecnología que involucra a esta nueva clase de submarinos, que les permite descender a grandes profundidades y desplazarse a altas velocidades, cuentan además con distintos tipos de armamento, aparte de los misiles, lo cual los hace de verdad una máquina imponente para cualquier ejército contrario que los desafíe.

La clase Boréi cuenta con uno de los sistemas de radares más avanzados que existe actualmente, con los que pueden detectar cualquier otro submarino o embarcación a una gran distancia y así obtener una ubicación exacta de sus enemigos o aliados, esto le será de gran ayuda a la hora de efectuar un ataque, también cuenta con un excelente blindaje que le brinda gran resistencia.

Anuncios

La armada rusa espera contar con ocho de estos submarinos en los próximos años, y aumentar su flota como también mejorar estos submarinos, sin duda es un gran logro de la innovación y diseño logrado por los ingenieros y científicos del ejército ruso que han logrado crear un arma de tal magnitud.