La culminación de Rio 2016 tuvo como escenario el imponente Maracaná, donde se dio la despedida a estos juegos y la bienvenida al comienzo del próximo período olímpico, camino a Tokio 2020. Son varios los fallos que se han producido en estos #Juegos olímpicos; afortunadamente no hubo atentados terroristas y la amenaza que significaba el Zika no se hizo presente.

Los incidentes más notables 

  • Las aguas de la pileta de saltos del Centro Acuático Maria Len, se volvieron de color verde. Si bien los organizadores declararon que no había ningún peligro para las competidoras femeninas de saltos sincronizados, no se consiguió develar el motivo de esta irregularidad.
  • Inseguridad en el transporte de periodistas y voluntarios; se produjo un incidente cuando un autobús que los transportaba, fue atacado en las inmediaciones de una favela. Los atacantes rompieron algunas de las ventanillas del bus y 5 de los ocupantes resultaron con heridas. La empresa contratada para asumir la seguridad de los juegos, renunció una semana antes de la apertura, por considerar que no estaba preparada para la magnitud de las operaciones. Si un entrenamiento adecuado para el trabajo a realizar, el ejército fue convocado por el gobierno y, tuvo que ponerse a cargo de la seguridad.
  • Fallas estructurales. Ante el estupor de los participantes, se hundió en el mar la plataforma de salida de las pruebas, en aguas abiertas. En las cercanías del Arena 1 se produjo el desprendimiento de una cámara spider, que produjo lesiones a 7 personas.
  • Venta ilegal de accesos y denuncia de robo fraguada. Los nadadores de EEUU se vieron envueltos en un vergonzoso suceso. Denunciaron un robo inexistente, para justificar las propias inconductas.  El presidente del Comité Olímpico Irlandés Patrick Hickey, se encuentra con prisión preventiva en una cárcel de máxima seguridad de #Brasil, por su relación con una red de venta ilegal de entradas.
  • Escaso entusiasmo del público, gradas vacías. A pesar de estar vendidas las entradas faltó público en algunas pruebas, desluciendo los eventos a ese nivel. Los problemas de tránsito y las larguísimas colas que debían soportar los espectadores, puede haber contribuido a su ausencia.
  • El caos en el tránsito vehicular. La ciudad es habitualmente, un infierno a nivel de tránsito. Ya que esta es una característica de Rio, debieron armarse circuitos en los que se pudieran trasladar con más orden los asistentes a los juegos. En ocasiones, los atletas sufrieron demoras de más de 1 hora, provocando que llegaran tarde a las pruebas.

La ceremonia de apertura, no estuvo a altura de Londres ni del incomparable Pekín, pero es justificable dadas las dificultades económicas por las que atraviesa Brasil.

Anuncios
Anuncios

Todo esto no impidió el lucimiento de los atletas que, compitieron, ganaron medallas y batieron records en Rio 2016