Italia esta sufriendo una de las peores catástrofes naturales que se recuerdan. El #Terremoto con epicentro en Italia se ha cobrado la vida ya de más de 289 personas, decenas aún siguen desaparecidas bajo los escombros y cientos se encuentran heridos y con sus casas destruidas. También ha causado la muerte de una española. Esta situación ha dejado imágenes que no han dejado indiferente a nadie y han provocado una ola de solidaridad con el pueblo italiano que ha llegado a los rincones más insospechados.

Mientras en las redes sociales se pueden leer numerosas muestras de apoyo bajo el hashtag #PrayForItaly numerosas organizaciones han lanzado un llamamiento para apoyar a resolver la tragedia desatando una gran campaña de solidaridad dentro y fuera de las fronteras Italianas.

Anuncios
Anuncios

En medio de este angustioso panorama un grupo de #Refugiados sirios que han encontrado refugio de la guerra en un centro de refugiados del sur de Italia decidieron unirse a esta campaña con "todo lo que está en sus manos".

Se pusieron manos a la obra y recaudaron todo lo que tenían en sus bolsillos las 75 personas que actualmente comparten sueños e ilusiones de una nueva vida en el albergue de la localidad Gioiosa Ionica recaudando 187,5€. Un gesto de solidaridad que el propio grupo de refugiados ha querido calificar de "pequeño y simbólico" ya que de alguna manera querían devolver a Italia un poco de lo que han recibido ellos. Giovanni Maiolo, coordinador de este centro de refugiados, afirma que los residentes en su centro se han sentido conmocionados al ver  "Las fotos y los vídeos del terremoto" ya que "les recordaron a las guerras y desastres de los que huyen".

Anuncios

Otros refugiados se han sumado a las tareas de rescate

Abdullai, un solicitante de asilo, se encontraba en una de las localidades que sufrió con más fuerza los efectos del seísmo, Arquata del Tronto. En esta localidad el terremoto ha matado a unas 50 personas causando la destrucción de prácticamente toda la ciudad. A pesar de ser el primer seísmo que experimentaba decidió ayudar inmediatamente a retirar escombros. "Al principio estaba muy asustado. Luego me di cuenta de que necesitaban toda la ayuda posible y quise contribuir", ha explicado el joven a un medio de comunicación local. 

Esta no es un excepción numerosos grupos de refugiados de zonas cercanas al epicentro del seísmo se han sumado a las tareas de rescate y desescombro. "Nos han dicho que Italia les había dado la bienvenida y les había ayudado y que ahora era el momento de ayudar a los italianos", ha comentado Letizia Bellabarba coordinadora de una ONG llamada GUS que presta ayuda a los solicitantes de asilo aunque esta vez 50 de ellos han formado grupos de entre 15 y 20 personas y se han puesto manos a la obra coordinados por la Protección Civil Italiana.

Anuncios

Centri Damasco, otra organización humanitaria ha informado a través de su director, Paolo Di Donato, que otro grupo de diez refugiados llegaron a la devastada provincia para ayudar a las víctimas. "Esperemos que este tipo de iniciativas ayude a combatir los estereotipos y los conceptos erróneos sobre los refugiados y los inmigrantes", ha comentado.