Oscar Pistorius (Sandton, 1986) era todo y lo tenía todo. Héroe nacional en su Sudáfrica natal tras convertirse en el primer atleta con las dos piernas amputadas en competir con deportistas no discapacitados en unas Olimpiadas, era un icono de superación en el #deporte. Llegó a lo más alto del #Atletismo en Londres 2012 corriendo sobre dos prótesis de carbono. Extraordinariamente guapo, Pistorius era uno de los hombres más codiciados en su país. Una auténtica celebridad.

Pero Pistorius se creía un dios. Alardeaba con armas y coches de lujo, se paseaba como un pavo real allá donde fuera y se creía guapo, porque sabía que lo era.

Anuncios
Anuncios

El mundo le cambió para siempre el 14 de febrero de 2013. De madrugada, disparó cuatro tiros a su novia a través de la puerta cerrada del baño, la modelo Reeva Steenkamp, asesinándola en el acto. #Oscar Pistorius fue sentenciado primero a cinco años de prisión, pero el Tribunal Supremo anuló la condena. Argumentando que el deportista tenía clara intención de matar, subió la pena a seis años pero la Fiscalía considera aún que el veredicto es demasiado indulgente, por lo que piden más años.

A un año de estar entre rejas, el pasado sábado el atleta fue trasladado al hospital de Pretoria por un supuesto intento de suicidio. Pistorius intentó cortarse las venas de las muñecas sin éxito. Así lo ha declarado a la prensa uno de los dos guardias de seguridad que acompañaron al sudafricano en el centro asistencial.

Anuncios

Funcionarios de la cárcel de Pretoria han asegurado, por su parte, que en la celda de Pistorius se encontraron cuchillas, a pesar de que el deportista les dijo que se lesionó las muñecas al caer de la cama.

El intento se suicidio de Pistorius coincidió con la celebración inaugural de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que se está llevando a cabo estos días. Su abogado ya había solicitado a la jueza Thokozile Masipa que su cliente cumpliera la condena bajo arresto domiciliario argumentando una severa depresión del deportista. Sin embargo, la petición fue desestimada en su momento.