El mundo ya no es un lugar seguro, y eso tristemente hay que admitirlo, aunque también habria que preguntarse si algún dia lo fue. Está claro que el peligro que envuelve al planeta Tierra es real, pues allá donde pongamos nuestras miradas encontraremos guerras y pobreza dentro de un marco en donde se predica una justicia que nunca se cumplió. Dictaduras y falsas democracias son nuestro pan de cada día, y tristemente poco se puede hacer para cambiar un mundo que parece ir a declive.

Mas allá de las atrocidades que estamos acostumbrados a contemplar de vez en cuando sale a la luz una noticia que nos conmueve, ya sea por su crudeza en el ámbito negativo o por su ternura y satisfacción en el ámbito positivo.

Anuncios
Anuncios

A pesar de vivir en un mundo en decadencia de vez en cuando sale a la luz historias que nos llena de esperanza, pero tristemente esta que voy a exponer ahora no es una de ellas al contrario, es una historia que en  el mejor de los casos producirá asco y tristeza.

El relato tiene su origen en Afganistan, una tierra donde se produce una costumbre que está siendo denunciada por todo el mundo, y es el hecho de ofrecer a mujeres para "saldar deudas de honor", un acto tan vil que recuerda ha acontecimientos propios de la época medieval.

Zahra Azam, una niña de tan solo 14 años ha sido quemada viva por su propia familia, con esa acción lo que pretendían era saldar una deuda de honor.  La ofensa se produjo cuando el padre de Zahra Azam se casó con su esposa sin el consentimiento de la familia, así que ofreció a su hija para saldar dicha deuda, el resultado fue el indicado anteriormente, fue quemada viva.

Anuncios

La joven de 14 años estaba embarazada. Zahra estuvo en agonía varios días debido a las heridas tan profuntas que tenía, finalmente la joven y el bebé que llevaba en su interior fallecieron.

En dicha región los padres ofrecen a sus hijas como esclavas para saldar deudas de honor con otras familias, una práctica que sin lugar a dudas debería de desaparecer  cuanto antes para evitar casos como este. #Niños #Accidentes