Mauricio Macri no deja de "aprovechar " las situaciones que se le presentan, para herir a los argentinos, fomentando con su torpeza la división ideológica que los separa.

¿Era necesario llamar desquiciada a una de las Madres de Plaza de Mayo?

No solo no era necesario, sino que produjo reacciones que no colaboran en fomentar la unión de los argentinos. El presidente que, en campaña, hablaba de terminar con la grieta y cambiar la conducta de hostigamiento que atribuía al #Gobierno anterior, no deja de alimentar el odio entre sus conciudadanos. En los terribles días de la dictadura, eran los militares los que llamaban "locas" a las Madres de Plaza de Mayo.

Anuncios
Anuncios

¿Macri quiere tomar las banderas de los que arrojaban a sus víctimas drogadas, al Río de la Plata? ¿Qué beneficio creyó el presidente que conllevarían sus palabras? ¿O acaso al presidente, le importa un bledo la sensibilidad de los argentinos?

La respuesta de Madres de plaza de Mayo

Frente a una multitud que se congregó en la plaza de la república la presidenta de las Madres dijo las siguientes palabras, “El enemigo está de nuevo en la Casa de Gobierno. Vamos a tener que llenar muchas plazas para la reivindicación”

La ronda número 2000, a pocos metros de la casa de gobierno, rememora las dramáticas horas vividas por las madres de los desaparecidos y, que recuerdan una de las más sangrientas heridas que le fueran infligidas a los derechos humanos.

El presidente llamó al #Terrorismo de estado, guerra sucia

Nuevamente, Macri toma las palabras de la dictadura militar y las hace suyas.

Anuncios

De inmediato surge una pregunta, ¿los bebés de los desaparecidos, combatían en una guerra sucia?, ¿los desaparecidos drogados, arrojados en el río desde los aviones de Videla, estaban peleando en una guerra sucia...? El diario La Nación, publica las palabras del que llama un importante funcionario del gobierno del ingeniero Macri, "metimos la Pata", dijo. Para el mismo diario Tati Almeida de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, se apresuró a aclarar, “No hubo una guerra ni sucia ni limpia, hubo terrorismo de Estado". Victoria Donda, diputada nacional recordó, a mi mamá la tiraron desde un avión y a mí me regalaron.

El muro

Así llamó Macri, al Memorial por los Desaparecidos, en el que están inscriptos los nombres de los 30.000 desaparecidos, mirando al río de la Plata, que la dictadura militar trocó en cementerio, de los argentinos que profesaban una ideología distinta de la que ellos creían la verdad absoluta.

#Denuncia