Hace poco más de un mes escribí sobre Trump, cuando el partido republicano lo eligió como candidato presidencial y de cómo su llegada al poder podría afectar tanto al tratado de libre comercio, así como la migración mexicana. Ahora tenemos en titulares que hace un viaje de visita para reunirse con el Presidente Enrique Peña Nieto.

En esta ocasión el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos mantendrá una reunión con el Presidente de México, esto es curioso después de la posición y el discurso antinmigrante de Trump. El viernes de la semana pasada, la Presidencia de México giró invitaciones a los candidatos presidenciales estadounidenses y Enrique Peña Nieto ha comentado en twitter:

“Invité a México a los candidatos a la Presidencia de EEUU, para conversar sobre la relación bilateral.

Anuncios
Anuncios

Mañana recibo a Donald Trump”

Está visita “relámpago” se celebra el mismo día en el que Donald tendrá un acto en Arizona en donde se anticipa que arremeta contra los migrantes, un tema que el gobierno mexicano ha tomado con una actitud más ligera, a los propósitos de Trump, la administración mexicana está muy decidida en no opinar, ni involucrarse en las #Elecciones de EEUU. ¿Será que el candidato de EEUU quiere ganar el voto latino? posiblemente, ya que estos representan el 17% de la población en el país del norte y 25.4 millones están registrados para votar en Noviembre. Hace unos días modifico su opinión en cuanto al tema migratorio al señalar:

“Ciertamente se pueden suavizar, porque no queremos perjudicar a las personas” dijo el candidato.

Posiblemente ya que en una encuesta hecha por Ipsos, Hillary lleva una ventaja de 12 puntos frente a Trump, esto deja un 45% en favor de la primera frente al 33% del candidato republicano según las encuestas.

Anuncios

Esto sin duda legitimará la candidatura del multimillonario en un acto un tanto extraño y después de que afirmara que deportaría a 11 millones de indocumentados. La acción de Trump parece arriesgada y desesperada por ganar popularidad, aquí lo que realmente importa es lo que diga en Arizona, y los mexicanos esperamos que esta “charla” no sea para acordar a cuantos años pagaremos ese muro.  #Emigración