Es un pueblo, un pueblo a la vieja usanza, de la época en la que para determinar la categoría de una región se la media por la cantidad de habitantes. Amatrice tiene apenas 2650 habitantes, la época estival probablemente le ha adjudicado algunos habitantes más.

De casi todo, en Amatrice, hay uno o dos sitios. Los lugareños no solo han perdido sus casas y pertenencias, también se han quedado sin iglesia, sin hospital, sin residencia para ancianos y sin calle principal. De volver, lo harán a un lugar distinto.

El gobierno italiano ha manifestado que no dejarán un solo habitante sin ayuda, pero será necesario mucho más que dinero para reconstruir y limpiar.

Anuncios
Anuncios

En Amatrice harán falta muchos años para calmar este dolor. Por lo pronto, Matteo Renzi ha declarado el estado de emergencia y ha anunciado una partida de 50 millones de euros. Pero #Italia debe acompañar un proceso mucho más complejo que reconstruir los 4 pueblos más afectados. Debe asumir el compromiso de investigar y juzgar, si hubiera responsables, en qué estado se encontraban algunos de los edificios que se derrumbaron y habían sido remodelados recientemente.

En las horas que ya han transcurrido desde el #Terremoto, se han contabilizado 260 muertos y la misma cantidad de heridos graves. No era la primera vez que la tierra temblaba y tampoco será la última. El centro de Italia es considerado un área sísmica y ya otras veces demostró que tiene movimientos difíciles de anticipar.

La de Amatrice tiene, además, los componentes de una desgracia.

Anuncios

Sucedió de madrugada, cuando la gran mayoría de su población se encontraba en casa durmiendo y las construcciones no han sido acondicionadas para soportar estos seísmos. Los especialistas sostienen que pese a las graves consecuencias, no ha sido un terremoto de gran magnitud, 6,2 en la escala de Richter.

También ha sido considerado “superficial”, es decir, que se produjo a 10 kilómetros de la tierra. Cuanto más cerca de la capa terrestre se produce, más daño causa.

Los mismos expertos sostienen que es altamente probable que durante los próximos días haya réplicas del seísmo en la zona, pero que serán tenues y es de esperar que no provoquen mas daño.

Aunque Amatrice difícilmente sea más perjudicado que la madrugada del miércoles, un nuevo temblor poco ayudaría con las tareas de rescate.

Con algunos años de diferencia la zona tiene el triste antecedente de otros terremotos similares. En 1997 y en el 2009 en la región de L'Aquila sucedieron seísmos de magnitudes similares. Los destrozos y las víctimas también fueron numerosos.

Anuncios

La zona central de Italia ha pospuesto la remodelación de las construcciones antiguas. Muy pocas casas y edificios tienen una estructura antisísmica y peor aún, las obras datan de mucho tiempo atrás. Esto hace que no resistan el temblor y las consecuencias se multipliquen.

En 1639, la localidad medieval de Amatricevivió un seísmo de similares características que acabó con el pueblo original. No acabó allí la reconstrucción, porque 72 años después la tierra volvió a sacudir las vidas de sus moradores.