Surgen estas polémicas a raíz de las publicaciones en la Internet de unas fotos en las cuáles miramos a la candidata asistida por varias personas a subir unas pocas gradas.

Asimismo con fecha 31/12/2012 recordamos que la ahora candidata Hilary Clinton, fue internada en el Presbiteriano de Nueva York, puesto que le había sido descubierto un coágulo de sangre, hecho que determinó la dosificación de anti-coagulantes.

Hoy continúan  las especulaciones; ahora es en boca de sus adversarios políticos, así como también de los seguidores y admiradores de la Demócrata.

Los comentarios van y vienen de todos los calibres al respecto, alguien dijo que se trata de un “enorme encubrimiento”, otro, un notable empresario que no es médico ni especialista ha llegado al colmo de diagnosticar a la Señora Clinton con la enfermedad del Parkinson, se basa en su disquinesia (Discinesia, en medicina, es un término usado para designar los movimientos anormales e involuntarios en las #Enfermedades nerviosas) observada en las fotografías y afirma que levadopa sería el medicamento que aparentemente le administran a la candidata.

Anuncios
Anuncios

Martin Shkreli quién realizó el diagnóstico basa sus afirmaciones en la observación de los vídeos de la candidata, destacamos asimismo que este empresario es considerado el más odiado de todos los EEUU.

Es hora de que la Señora Hilary Clinton salga a sanear los hasta casi absurdos comentarios sobre su salud, ya que estos tienen asidero en sus pasadas caídas del 2009 y del 2012, y en caso de que en un supuesto no consentido tuviera el terrible mal del Parkinson, los millones de inmigrantes que esperan y laboran por su triunfo por su oferta de regularización documental, no tendrían nada que temer, esta condición no es inhabilitante, para llegar al puesto y cargo más importante del mundo. Recuerdo al mítico Mohamed Alí, o al mismísimo Franklin Delano Roosevelt personajes que mantuvieron una condición física precaria y que sin embargo fueron dueños de una lucidez mental que benefició a todo el género humano.

Anuncios

#Estados Unidos #Elecciones