Las protestas de los #mineros bolivianos han acabado este pasado jueves con la vida del #viceministro del Interior ,Rodolfo Illanes. Según han confirmado fuentes oficiales Illanes llevaba secuestrado los últimos días por los manifestantes. "Lo mataron a golpes por la información que tenemos", denunció este jueves Reymi Ferreira, ministro de defensa del país.

El viceministro se trasladaba a la localidad de Panduro para la negociación de la suspensión de las protestas de los mineros, pero los manifestantes lo retuvieron tomándolo como rehén. Fue Moisés Flores, director de la radio de la organización que participa en las protestas contra la ley sobre sindicatos, quien informó a otra emisora de que se había encontrado el cuerpo sin vida de Illanes.

Anuncios
Anuncios

La muerte del viceministro se producía cuando se estaba buscando un acuerdo entre los mineros y el gobierno. Horas antes de que se confirmase la muerte, Carlos Romero, el ministro de Gobierno, declaraba que "Todos los indicios indican que nuestro viceministro Rodolfo Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado"

Esta no es la única muerte que se ha producido debido a las protestas, ya que el pasado miércoles se confirmaba la muerte de dos mineros en enfrentamientos con la Policía durante varias reyertas en las ciudades de Sayari y Bombeo. Se ha declarado la tercera muerte de otro minero, pero aún no es oficial. Esto figura como una de las posibles causas del asesinato de Illanes. 

Los enfrentamientos surgieron la semana pasada tras aprobarse una ley que permite la creación de sindicatos en estas instituciones por parte del Gobierno de Evo Morales.

Anuncios

Desde entonces los manifestantes tienen bloqueadas varias carreteras del centro y oeste de #bolivia. Los mineros piden cambios normativos que les permitan acceder a la ampliación de concesiones mineras, firmar contratos con empresas privadas, subsidios a la energía eléctrica e importaciones de maquinaria sin aranceles.

Evo Morales ha expresado sus condolencias y ha decretado duelo nacional de tres días sin suspensión de actividades. El ministro de defensa ha declarado que hay entre 100 y 120 detenidos por el momento.