Las constantes provocaciones del presidente boliviano Evo Morales y su canciller David Choquehuanca por asuntos territoriales ha terminado por colmar la paciencia de las autoridades chilenas, y así lo han demostrado este martes en el Senado, al aprobar de forma unánime el proceso para exigir el visado a las autoridades bolivianas para visitar al país.

La decisión sin precedentes en la tranquila diplomacia chilena, aprobada tanto por facciones de izquierda y derecha por igual ha supuesto un mensaje político determinante al gobierno de Evo Morales tras la visita del canciller David Choquehuanca a los puertos de Arica y Antofagasta, en el norte del país, junto a una delegación de sesenta personas que había sido notificada al Ministerio de Relaciones Exteriores como una visita privada.

Anuncios
Anuncios

Presidido por el canciller Heraldo Muñoz, la Cámara de Senadores ha aprobado por treinta y tres votos a favor y ninguno en contra denunciar, como solicitó la presidenta Michelle Bachelet, la exención del requisito de visado para los titulares de pasaporte diplomático, oficiales y especiales. La votación pasará ahora a la cámara de diputados para que la medida logre inmediata ejecución. 

El Ministro de Relaciones Exteriores boliviano y el presidente Evo Morales han denunciado presuntos maltratos a los bolivianos, discriminación e incumplimiento de normas internacionales de comercio, a lo que Muñoz ha contestado de forma enérgica. Ha recordado a ambos después de conocerse la decisión del parlamento, que el ochenta por ciento de los trabajos de los puertos de Antofagasta y Arica corresponden a la carga boliviana, acusándolos de confundir el libre tránsito con la libertad plena y la gratuidad y utilizando las reiteradas visitas de Choquehuanca con fines mediáticos y de propaganda. 

El gobierno chileno ha visto la visita de la comitiva del canciller boliviano como una provocación directa al Estado Chileno, que ha enturbiado las ya delicadas relaciones entre ambos países latinoamericanos.

Anuncios

De ser aprobada la medida por la cámara baja, la cancillería chilena aplicará la denuncia seis meses luego de que finalicen los trámites.

     #chile #bolivia