Esta es la triste historia de Beyezid Hossain, un niño de tan solo 4 años de edad y que nació con una enfermedad llamada Progeria, que provoca envejecimiento y por lo que aparenta tener 80 años.

El pequeño Beyezid es un niño de Bangladesh el cual debido a su condición especial sufre de varias enfermedades incluida una anomalía en la elasticidad de su piel que provoca que no sea firme sino que cuelgue tal y como sucede en los ancianos. Benyezid al cumplir los 3 meses de vida ya tenía el total de los dientes en su boca y debido a la debilidad de sus huesos no fue sino hasta los 3 años de edad que aprendió a caminar.

Su padre Tripti Khaton de tan solo 18 años cuenta que junto a su esposa les ha tocado experimentar una vida muy difícil pues ver que su hijo sufre de tan extraña condición no es fácil, esto no le permite disfrutar la vida como un niño normal pues obviamente la enfermedad lo incapacita para jugar y al mismo tiempo no puede asistir al colegio como el resto de los niños de su comunidad ya que la mayoría le tiene miedo y hacen comentarios fuera de contexto lo cual lo lastima.

Anuncios
Anuncios

Sus padres dicen que es un niño sumamente inteligente con un espíritu hermoso y a pesar de las dificultades agradecen por ser sus padres; por otro lado los médicos al momento de nacer Benyezid no daban esperanza alguna y al pasar de los años solo les dicen que lo consientan y le den una vida digna, llena de amor, cariño y mimos pues tristemente llegará a un punto de envejecimiento que lo llevará a la muerte, por lo que sus padres aún muy optimistas en este aspecto, ellos dicen que así como el chico de la película Benjamín Button su hijo vivirá por muchos años y en el momento propicio disfrutará de todo lo que hoy no le es posible gozar, piensan que vino a este mundo por algún motivo especial y no solo a sufrir.

Increíble caso que demuestra una vez mas las curiosidades que aguarda el mundo en cada uno de sus rincones, informaremos sobre próximos acontecimientos que despierten la atención del lector.

Anuncios

#Accidentes