Este jueves ha arrancado el juicio político contra la presidenta de #Brasil Dilma Rousseff (Belo Horizonte, 1947), por el cual podría ser apartada definitivamente de su cargo como Jefa de Estado. La sesión, presidida por el presidente del Tribunal Supremo Federal Ricardo Lewandowski y que culminará con una votación el próximo 31 de agosto, prevé la presentación de testimonios, entre ellos, del fiscal del Ministerio Público y del Tribunal de Cuentas Julio Marcelo de Oliveira en la acusación.

Para el lunes la aún presidenta electa tiene previsto comparecer para defenderse de las acusaciones en su contra por delitos de irregularidades contables.

Anuncios
Anuncios

Para que su destitución sea viable, harán falta los votos de 54 senadores del total de 81 con los que actualmente cuenta la cámara. El actual presidente interino Michel Temer, asegura tener los votos suficientes para apartar a Rousseff del cargo, según confirmó al diario "Folha de Sao Paulo".

Rousseff se enfrentará a un juicio político conocido como "#Impeachment", el cual decidirá si la mandataria es culpable de un crimen de responsabilidad por presuntas irregularidades contables. La fiscalía le acusa de aumentar el gasto público sin autorización del Congreso, coincidiendo con la campaña para su reelección en 2014, acción que según defiende la propia Rousseff, ya han hecho presidentes y gobiernos anteriores sin ninguna consecuencia.

El 26 y 27 de agosto ambas partes presentarán sus testimonios respectivos: dos por parte de la acusación y seis de la defensa.

Anuncios

Cada uno de los 81 senadores podrá preguntar a los testigos con posterior réplica y contraréplica, aunque según informan los medios locales, solo harán uso de este derecho cuarenta legisladores. Si así sucede, el centro del proceso del "impeachment" se prolongaría durante aproximandamente 61 horas.

Los dos días posteriores, arrancará un debate donde cada una de las partes contará con una hora y media, seguido por una ronda donde cada uno de los legisladores podrá hablar durante un máximo de diez minutos. La votación final se realizará de forma electrónica el primero de septiembre donde el presidente del Senado Renan Calheiros no podrá participar.  #Dilma Rousseff