Hacerse cargo del pago de deudas antiguas es algo que a nadie le agrada. Peor aún si hablamos de una deuda que fue originada hace aproximadamente 80 años y asciende a miles de euros, lo más fácil en estos casos es que los trámites se muevan en los tribunales.

Esto es lo que pasó recientemente con dos vecinos de Dusseldorf quienes, actuaron con negativa ante la municipalidad cuando, se les reclamó una totalidad de 30.000 euros, bajo el motivo de ‘’el asfaltado de la calle en la cual residen’’ y se les reclama dicha deuda, 8 décadas después del comienzo dicha obra. El pago tiene como deferencia el convertir de forma cuidadosa el valor de los marcos imperiales del pasado año 1937 en el actual equivalente a la moneda actual, euro.

Anuncios
Anuncios

Por supuesto, teniendo en cuenta la tasa correspondiente a la inflación.

Los medios de comunicación alemanes, han nombrado a este caso como ‘’El Asfalto de Hitler’’, pues, fue el dictador quien se encontraba en poder gubernamental cuando comenzó dicha construcción.

Las leyes germanas, todos los vecinos pagan una parte en proporción a la pavimentación de la calle en la cual se encuentran residiendo. Siempre, una vez terminada la obra, los vecinos reciben dicha factura con el total a pagar.

La cuestión es que, los trabajos de la calle ‘’Auf’m Rott’’ han tenido ‘’contratiempos’’ que han hecho que ésta se alargue más de lo esperado. Tuvo como comienzo en 1937 y se fueron extendiendo casi sin cesión. El tribunal de la zona, ayer jueves, han dictado sentencia reconociendo: ‘’a lo largo de todas estas décadas, ese trozo de la calle ha ido sido deteriorado con el tiempo y esto cada día sigue en aumento’’.

Anuncios

Lo que argumenta el Tribunal:

Los vecinos que han recibido demanda por dicha deuda, no tendrán más opción que hacerse cargo y pagar. El veredicto determina que, la obra fue concluida el pasado 2009 cuando pusieron las aceras pertinentes. No existía prescrito ningún plazo en cuestión ni un principio llamado ‘’confianza expectativa o legitima’’ para la duración correspondiente a ese proyecto de asfaltado, por tanto, las quejas son irrelevantes. Así fue como indico Stephan Barden (juez que lleva el caso). La ley indica que: ‘’Proyecto concluido factura en domicilio’’.

El consuelo que determinó el Tribunal para los afectados de dicha demanda, ha sido que, no se les podría cobrar por ambas aceras, sino que tan sólo por una. Lo cual ha servido para disminuir de forma considerable la cantidad a pagar. #Alemania #Denuncia