En la noche del 15 y 16 de julio se produjo en Turquía un tentativo de golpe de estado que arrasó con las vidas de centenares de personas. El alzamiento ha fracasado y desde entonces el presidente Recep Tayyip Erdogan no placa con su venganza, mientras la opinión pública internacional piensa en un autogolpe para eliminar a los opositores del gobierno. Miles de efectivos de las Fuerzas Armadas Turcas, magistrados, políticos, docentes y periodistas fueron capturados, maltratados y encarcelados. Por sus cuellos pesa la acusación más grave; insurrección y traición a la Patria. Las últimas informaciones hablan de casi 19 mil detenidos y para unos 10 mil de ellos, la cárcel estaría asegurada.

Anuncios
Anuncios

Además, puso fuera de juego muchos canales de televisión, periódicos, varias radios y agencias de noticias, y no cesa de acusar a su rival Fethullah Gulen de haber organizado el golpe desde los #Estados Unidos, donde se encuentra en exilio desde el 1999.

Erdogan contra todos

En estos últimos 15 días el Presidente de Turquia dio órdenes precisas a sus fieles; el ministro del interior Efkan Ala anunció el retiro del pasaporte para unas 50 mil personas, las cuales fueron invitas a permanecer "tranquilamente" dentro de los confines turcos. Acusa abiertamente el gobierno americano y los países occidentales "por no haber movido ni un solo dedo por su propia suerte ni por la población turca". Por otra parte el principal acusado, Fethullah Gulen rechaza rotundamente las acusas recibidas y la amenaza de extradición para ser procesado como la mente y el alma del tentativo de golpe de estado.

Anuncios

Gulen confirma su inocencia y agrega en una #Entrevista "Mi posición, mis seguidores, mis discursos, mis ideas son públicas y muy claras. Es más soy victima de golpes de estado en mi país y he sufrido mucho durante los regímenes militares".

Las condiciones del pueblo turco

El país está colocado en un punto muy estratégico, representa el puente natural entre Europa y Medio Oriente. La más internacional de sus ciudades es Estambul, cruce vital del comercio desde tiempos muy antiguos y con ello cruce de todo tipo de personas, culturas y religiones. Es un país donde tratan de convivir, sin mucho éxito, varios grupos étnicos. Entre los más importantes se encuentran Kurdos, Circasianos, Zazas, Bosníacos, Georgianos, Laz, Gitanos y Árabes. Los grupos minoritarios, sobre todo los Kurdos, sufren del despojo de tierras y de persecuciones, y desde luego resultan los más afectados en estas situaciones de #Crisis y de total incertidumbre.