¿Es posible parar el brexit?

Sin ninguna duda, el referéndum ha sido consultivo no vinculante. Alrededor de esa idea surgen algunas posibles iniciativas a tener en cuenta. Pero, por otra parte, el Reino Unido no cuenta con una constitución que determine con reglas inamovibles, que debe hacerse, en casos como el que el referéndum, ha colocado a los británicos. Es decir que los funcionarios cuentan con cierta flexibilidad para tomar decisiones en momentos de crisis. Cameron que cometió el error de llamar a este referéndum, prometió, convencido de que el brexit no triunfaría, que iba a respetar la decisión que resultara de la consulta democrática.

Anuncios
Anuncios

Las cosas no resultaron tan claras, ya que el Primer Ministro, renunció sin comunicar a la #Unión Europea, la decisión de Gran Bretaña de invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Más allá de los deseos o las decisiones de los partidos políticos, según Cathering Andrews los expertos juristas, Nick Barber, Tom Hickman y Jeff King, no dudan, sobre cuál sería "la institución", que debería tomar a su cargo la comunicación a la Unión Europea, la decisión del RU, y solamente el Parlamento está calificado para ello. En estos momentos el número de ciudadanos británicos que piden un nuevo referéndum, obliga al Parlamento, mínimamente, a tratar esta posibilidad. 

¿Theresa May se mueve hacia el Brexit?

La Primera Ministra, pertenece al partido que hizo campaña contra el Brexit.

Anuncios

Se ha diferenciado de su principal contendiente, entre otras cosas, por los diferentes tiempos en los que piensa enfrentar la comunicación de la salida, y el comienzo de las negociaciones. May no tiene ningún apuro, por hacerlo.  Señala el mes de diciembre como el momento para iniciar esa gestión. Algunos analistas consideran que la renuncia de Cameron, no ha hecho otra cosa, que ganar tiempo, en tanto May aparece teniendo la misma conducta.

El consultor político Ignacio Varela, cree que la verdadera misión que se ha encomendado a May, es la de conseguir que el brexit no se produzca nunca, evitando herir demasiado, el narcisismo de la democracia británica.

¿Qué piensa el Parlamento británico?

De los 650 miembros que constituyen la Cámara de los Comunes, 500 de ellos no son partidarios del Brexit. Las consecuencias incluso para la integridad del Reino Unido, serían desastrosas. El laborista David Lanny, quien trabaja activamente para conseguir un nuevo llamado a referéndum, considera que los británicos han advertido lo que sería el Reino Unido post brexit, y trata de lograr el apoyo de otros partidos, para lo que según el diario "El Mundo " Lanny expresa como, "parar esta locura". Para ello es indispensable, que todos los actores políticos cuenten con el tiempo necesario para justificar, con o sin segundo referéndum, la desestimación de la desconexión de Gran Bretaña. Theresa May es la indicada para proveerlos de ese tiempo. #Gobierno #Reina Isabel II