Francia recibe un duro golpe durante plenas celebraciones del día nacional. A las once de la noche del jueves, un camión conducido por un ciudadano francés de treinta y un años de origen tunecino ha embestido a los asistentes en el paseo marítimo de Niza, quienes se encontraban en el lugar para presenciar el tradicional espectáculo pirotécnico con motivo del día de la toma de la Bastilla.

El conductor ha arrollado a los asistentes causando, según el último reporte del Gobierno francés, ochenta y cuatro víctimas mortales y dieciocho heridos de gravedad y medio centenar de personas con heridas leves. Los servicios de inteligencia italianos ya habían advertido hace unos meses de la posibilidad alta de atentados terroristas durante la época estival en las costas de Francia, Italia y España.

Anuncios
Anuncios

Francia había reforzados la seguridad durante la Eurocopa, donde se pensaba podrían perpetrarse los ataques.

Dos horas después del atentado, el #Estado Islámico se ha atribuido la autoría. Según el presidente del Consejo Regional de Provence-Alpes-Cotê d'Azur Christian Estrosi, el camión se encontraba cargado de armas. El conductor del camión fue abatido por la policía a tiros luego de avanzar casi dos kilómetros por el Paseo de los Ingleses, a la altura de la plaza de Masséna. El Ministerio del Interior ha anunciado la inmediata puesta en marcha del plan de gestión de crisis y el presidente Françoise Hollande ha extendido el estado de emergencia durante tres meses más.

Los máximos responsables de la política francesa se encontraban en instalaciones del Trocadero, en la ciudad de París para presenciar el espectáculo de fuegos artificales en la Torre Eiffel cuando se les comunicó del ataque terrorista.

Anuncios

Por su parte, el Primer Ministro Manuel Valls ha declarado a primera hora de este viernes que si bien Francia se encuentra en shock y de luto, los franceses harán frente a los yihadistas. Hollande redobló los ataques contra el Estado Islámico y en las próximas horas enviará más armas y asesores militares al ejército iraquí. Asimismo, en otoño enviará el portaviones insignia del ejército francés a la zona para reforzar los bombardeos.

El último atentado cometido en suelo francés se había producido el pasado 13 de noviembre en París, que dejó un saldo de ciento treinta fallecidos tras el ataque al club "Bataclan", durante un concierto de la banda norteamericana "Eagles of Death Metal".

  #Terrorismo