El número de fallecidos debido al ataque suicida que tuvo lugar el domingo en Bagdad, la capital iraquí, se ha elevado a 165 personas según han dicho los funcionarios del ministerio. El gobierno ha declarado tres días de luto después de esta gran explosión que además hirió a otras 225 personas.

Un camión cargado de explosivos fue detonado en el distrito de Karrada. Mientras tanto las familias estaban de compras por esa zona. Se cree que es el atentado que más muertes ha causado en Irak desde el 2007.

Los equipos de rescate informaron de que habían muerto familias enteras. Muchas personas que estaban alrededor de la explosión resultaron gravemente quemadas.

Anuncios
Anuncios

El Estado Islámico dijo que había sido suyo el ataque.

El primer ministro, Haider al-Abadi, fue recibido por una multitud enrarecida cuando visitó la zona musulmana de chiíta. Sobre todo en las primeras horas justo después del bombardeo. El señor Abadi dijo que entendía la reacción de los residentes. Además afirmó que podría aumentar la seguridad prohibiendo la venta de detectores de bombas falasos y mejorando las inspecciones de los vehículos en las carreteras de la ciudad.

Los detectores de bombas falsas se vendieron en grandes cantidades en Irak por diferentes estafadores. Algunas se basaban simplemente en dispositivos baratos para encontrar pelotas de golf. Un hombre de negocios británico fue encarcelado durante diez años. Vendió más de 6.000 aparatos a Irak por unos 40.000 dólares cada uno.

El Reino Unido prohibió su exportación a Irak en el  2010, también lo hizo con otros defraudadores que habían sido sentenciados a prisión.

Anuncios

A pesar de todas las advertencias que dicen que los dispositivos son inútiles, las fuerzas de seguridad iraquíes siguen usándolos.

La grabación de los minutos después de la explosión mostraba que toda la zona estaba envuelta en llamas. Al caer la noche del domingo los equipos seguían limpiando los escombros y los restos carbonizados de los edificios.

Un miembro de las fuerzas de defensa civil ha dicho que necesitan varios días para conseguir recuperar los cuerpos de las víctimas. #Terrorismo