El Bundestag ha comenzado a reformar en el Código Penal la definición de violación. A partir de dicha reforma, una conducta castigable lo será no sólo cuando la víctima sea presionada físicamente, sino también a través de gestos o palabras que puedan condicionar su comportamiento, llegando a tener relaciones sexuales aunque sin su propio consentimiento. Este hecho ha sido tipificado como un delito que tiene entre seis meses y cinco años de cárcel.

En el marco de la reforma de la Ley será considerado delito sexual aquél que incluya tocamientos y, además, serán especialmente castigados delitos sexuales en grupo. Esta reforma, por tanto, es claramente un recuerdo a los hechos acontecidos en la estación de Colonia en Nochevieja y así lo ha reconocido el propio Parlamento alemán a la hora de aprobarla.

Anuncios
Anuncios

El acuerdo del Parlamento todavía tiene que pasar por la Cámara Baja alemana (Bundesrat) en la que se encuentran representados todos los Estados federados alemanes y que cuenta, en buena parte de los mismos, con representación de Los Verdes. Este partido, junto con Die Linke (La Izquierda), ha celebrado la medida, sobre todo en lo referente al seno de las parejas y los matrimonios. En ellos se considera que el hecho de ser compañero sentimental de alguien no da la autoridad sexual sobre el otro.

La decisión del Bundesrat se ha dejado para después del parón vacacional y se decidirá sobre la reforma el próximo 23 de septiembre.

Se podría considerar que aunque el motivo de la aprobación de la reforma del artículo 177 del Código Penal son los hechos de Colonia, se trata de un duro golpe contra el machismo y se podrían evitar hechos como los mencionados o, por hacer referencia a España, lo acontecido en los últimos días en las fiestas de San Fermín.

Anuncios

Tras esta decisión sólo queda que la Justicia alemana haga cumplir esta Ley y que la política ponga los recursos necesarios a disposición de la Policía para que se pueda llevar a cabo el cumplimiento de una Ley celebrada por colectivos feministas que tantos años han reclamado el 8 de marzo. #Violencia de género #Mujer