El parlamento venezolano de mayoría opositora decidió suspender y dejar sin efecto el proceso mediante el cual se realizó la designación de 13 magistrados o jueces del Tribunal Supremo de Justicia TSJ el pasado 23 de Diciembre de 2015. La anterior Asamblea Nacional era de mayoría oficialista y pocos días después de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre del 2015, diputados oficialistas decidieron retomar la postulación y designación de nuevos magistrados del máximo tribunal de la república antes de que la nueva Asamblea Nacional tomara oficialmente el #Poder Legislativo el 5 de Enero.

La acción que tomó la mayoría de diputados afectos al #Gobierno de Nicolás Maduro fue una maniobra política sobre el Poder Judicial y desde entonces la controversia por la independencia de poderes contemplada en la constitución ha sido fuertemente cuestionada a nivel nacional e internacional.

Anuncios
Anuncios

La nueva Asamblea Nacional  se instaló en Enero y desde el primer momento han rechazado la “designación exprés” de Magistrados y han denunciado el rompimiento del hilo constitucional en el país, en este sentido en el pleno del parlamento aprobaron la conformación de una comisión parlamentaria para revisar el procedimiento por el cual fueron electos 13 magistrados del TSJ.

6 meses después el grupo de diputados que evaluó el proceso presentó al pleno de la asamblea un informe final en el que legalmente y amparados en los reglamentos vigentes denuncian el proceso con el cual eligieron a magistrados y solicitan dejar el mismo sin efecto, considerando que esta viciado, destacando además que e incluso algunos diputados miembros del Partido Socialista Unido de #Venezuela (PSUV) pasaron a ser Magistrados del TSJ.

Anuncios

En este sentido se sometió a votación el informe presentado por la comisión y fue aprobado por mayoría de parlamentarios, en consecuencia quedan destituidos los magistrados y sin efecto el proceso de postulación y elección que los llevó al cargo en diciembre pasado y se abre el lapso para la postulación de nuevos aspirantes al TSJ que deben cumplir estrictamente con elementos previstos en la constitución y en la ley para que el parlamento les conceda el cargo.

La Asamblea Nacional como Poder Legislativo durante el primer semestre del año aprobó una cantidad de leyes de diferente índole pero todas han sido catalogadas como inconstitucionales por Magistrados del TSJ y su aplicación ha sido frustrada. De esta manera cambia el panorama político y se retoma la discusión de la autonomía de poderes públicos e incluso pudiera estar bloqueándose el dialogo promovido por Rodriguez Zapatero