El presidente turco asegura que su país “nunca tuvo la intención” de derribar el caza ruso que sobrevolaba en el pasado noviembre sobre Siria, para luego disculparse ante el pueblo Ruso y proponer a Putin retomar las relaciones bilaterales. Y ¿qué mejor muestra de arrepentimiento que ofrecer sus bases militares para que sean usadas por el ejército rojo?

"Contra el ISIS colaboraremos todos. Hemos abierto la base aérea de Incirlik a quienes quieren participar de forma activa en la lucha. ¿Por qué no hacer lo mismo con #Rusia?", fueron las palabras del mininistro de relaciones exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, luego de una reunión que sostuvo con su par ruso Sergéi Lavrov en días pasados.

Anuncios
Anuncios

La base aérea de Incirlik se ubica a un poco más de 150 kilómetros al norte del territorio sirio que controla ISIS, por lo que será un punto estratégico para la ofensiva rusa contra los yihadistas.

En esta histórica reconciliación revela la suprema necesidad de ambos países de mantenerse conectados, no solo por las consecuencias económicas del impase sino por el peligro común que representa el Estado islámico en la actualidad.

Según reseña un comunicado de la cancillería turca, se adelantan planes  para que ambos jefes de estado, Tayyip Erdogan y Vladimir Putin se vean las caras el próximo mes de agosto. Evento que sellaría definitivamente el fin de esta disputa binacional y se sabe que el principal punto a tratar en esa reunión serán las operaciones conjuntas en contra de ISIS y sus células terroristas internacionales.

Pero las operaciones militares contra el #Estado Islámico no son el único interés en la de los máximos mandatarios por lo que se espera que en esta reunión se traten temas vitales como la reactivación del comercio internacional y algunos acuerdos bilaterales.

Anuncios

¿Por qué es importante que la reconciliación entre Rusia y Turquía?

Previo al incidente del avión ruso, ambos países eran socios estratégicos en varios aspectos comerciales que ascienden hasta los 9.000 millones de euros al año.

  • Hidrocarburos: Turquía es el segundo cliente más importante de la industria gasífera rusa, apenas adelantado por Alemania quien apenas lo supera porcentualmente. Como ejemplo de la importancia de este lazo comercial destaca el proyecto de construcción del Turkish Stream, un gasoducto que hará correr bajo las aguas del Mar Negro alrededor de 63.000 millones de metros cúbicos anuales.
  • Alimentos: Turquía  observa cómo su industria agrícola colapsó al tras el rompimiento de las relaciones pues uno de sus principales clientes consumidores de alimentos es, sin duda alguna, el país rojo.
  • Mano de obra calificada: Incluso en varios proyectos gubernamentales de construcción y restauración, la mano de obra turca ha jugado como protagonista indiscutible. Por otro lado, el flujo de efectivo internacional que ingresa a Turquía motivo de las remesas que los obreros turcos envían a sus familias también suman algún porcentaje en el ingreso per cápita de la nación.
  • Turismo: Si hay algún sector afectado por la interrupción de la diplomacia ha sido sin duda el turismo. Hoteles, vuelos, agencias de viaje, comida y una infinidad de servicios ven seriamente disminuidos sus ingresos tras la imposibilidad de los turistas rusos de emigrar a los paraísos que ofrece Turquía.