Miles de venezolanos cruzaron la frontera para llegar hasta Cúcuta en búsqueda de #Alimentos y medicinas que no encuentran en su país. A las 11 de la mañana ya habían cruzado 16.000 personas caminando y algunos alzando su voz diciendo: “El pueblo tiene hambre”. Los gobiernos de #Venezuela y Colombia llegaron a un acuerdo de permitir que se abriera en forma limitada la frontera colombo-venezolana para que los venezolanos pudieran pasar y entrar hasta Cúcuta para la compra de los alimentos que necesiten. Se acordó un lapso de 12 horas para la apertura parcial de la frontera dando inicio desde las 6:00 a.m hasta las 6:00 p.m. Desde temprano se abrió el paso desde el puente Simón Bolívar en San Antonio del Táchira por el cual pasaron miles de tachirenses ansiosos por poder comprar los productos de necesidad que escasean en Venezuela como los son: comida, medicinas y aquellos de aseo personal.

Anuncios
Anuncios

Productos como la harina de maíz la pueden conseguir en Colombia (con el cambio de pesos a bolívares) a un precio de 800 bs hasta 1.125 bs, dependiendo de la marca. Esto supone un ahorro de dinero ya que los productos que se consiguen en Venezuela por el mercado negro (bachaqueo) salen mucho más costosos.

“Hay de todo” publicaban algunas de las personas por su cuenta Twitter al llegar a Colombia y encontrarse con todos los productos de la cesta básica de distintas marcas y precios.

Venezuela pasó de ser uno de los países más fructífero  a ser considerado uno de los más pobres. La #Crisis se agudiza y una muestra de eso es que las personas tengan que salir de su país para poder comprar los alimentos y medicinas para lograr sobrevivir.

Y con la escasez también aumenta el crimen y la violencia.

Anuncios

Las ciudades de Caracas y de los otros estados de Venezuela no son lo que eran antes, las personas viven presas del miedo y la mayoría llegan a sus casas tan pronto el sol se oculta. Venezuela se ubica en el puesto número 10 entre los países que más asilo piden a España y Estados Unidos. Muchas personas han vendido sus casas y pertenencias para huir de la crisis tan profunda que está viviendo el país.