Con gestos de amabilidad, los militares colombianos encargados de cuidar la frontera Colombo-Venezolana le dieron a los venezolanos la bienvenida por segunda vez en lo que va de mes.Y es que al contrario de lo que dicen personeros del Gobierno, los venezolanos están sufriendo no sólo de hambre sino también de enfermedades relacionadas a la mala alimentación, es por esto que la apertura parcial de la frontera es un  respiro ante tanto ahogo dentro del país.

Según lo informó CNN en Español, durante las 8 primeras horas, después de abierta la frontera con Colombia, más de 65 mil personas habían ingresado al país, con lo cual se superó con creces las 35 mil de la semana pasada, al final del día, el gobierno colombiano contabilizó 132 mil desesperados venezolanos en busca de #Alimentos y medicinas.

Anuncios
Anuncios

 Pero ¿es esta la manera como Nicolás Maduro va a resolver los problemas de los venezolanos? ¿Qué pasa con las personas que no viven cerca de la frontera o que no tienen los medios para trasladarse a ella?

Son millones los venezolanos quienes tienen que hacer interminables colas para poder comprar lo poco que llega a los mercados o los que reciben migajas en bolsas que reparten los llamados CLAPS (Comité Local de Abastecimiento y Producción),

A diario se puede ver a personas desmayándose por no hacer las tres comidas diarias o gente adelgazando por hacer dieta obligada. En las mañanas y en las tardes, se pueden ver interminables colas de gente en las panaderías quienes desea un pan recién hecho, el cual a veces no logran comprar porque no alcanza para todos.

Y ni  hablar de las personas pidiendo dinero, comida o revisando los basureros en busca de sobras que la gente haya botado; realmente la situación es caótica y triste porque no sólo conseguir alimentos es el problema sino los altos precios, debido a que #Venezuela tiene el porcentaje de inflación más alto del mundo.

Anuncios

Es por esto y muchas razones más por lo cual los venezolanos no sólo pasan el Puente Simón Bolívar para comprar alimentos y medicinas, sino que están emigrando a diferentes países en la búsqueda de lo que ya no encuentran en su país y sin esperanzas de que la situación pueda mejorar en un futuro cercano.

Frontera

Desabastecimiento

  #Crisis