Cada vez que nos vamos acercando al mes de noviembre en donde habrá #Elecciones presidenciales en los #Estados Unidos, los actores políticos empiezan a cerrar filas y los partidos políticos igualmente. En esta semana los republicanos se disponen a coronar a Trump pese a las divisiones muy marcadas que se están presentando en el Partido republicano. Existe un desconcierto y una evidente fractura por los republicanos que se verá en la convención.

Es muy probable que validen el apoyo y nominen a Trump como su candidato aun cuando no cuenta con el apoyo total de los delegados republicanos, por lo que tendrá que lidiarse con esa situación.

Anuncios
Anuncios

Además, fuera del partido también se encuentra una serie de divisiones que han llegado al calor de las discusiones y manifestaciones, sobre todo por los discursos agresivos que ha planteado el propio virtual candidato republicano Donald Trump.

Algunos expertos como Mark Singer al cuestionarse sobre el aparente éxito de Trump que no sigue las líneas teóricas de la política norteamericana, señala que eso es porque “no tiene filosofía, no hay nada, solo reacciona, reacciona a lo que digan las encuestas”, y eso lo ha sabido manejar muy bien. No tendrá sustento político o claridad en un programa de acción de #Gobierno para los Estados Unidos, más logra el propósito inmediato, ganar votos.

Llama la atención que en la convención habrá grandes ausencias como el grupo de los Bush que tienen un gran peso en las decisiones del partido republicano aunque no han tenido pleno control de los delegados últimamente; además no contará con el apoyo de la empresa Apple que aportaba financiera y tecnológicamente a las campañas en los últimos eventos electorales.

Anuncios

La situación por tanto, se prevé complicada para Trump en caso de ser nominado candidato republicano.

La enseñanza o herencia que quedará en todo esto gane o pierda las elecciones presidenciales el señor Donald Trump, ya ha generado cambios no sólo en la historia del partido republicano sino en las elecciones del mismo país de los Estados Unidos. Las campañas políticas han tomado un nuevo cauce y dinámica que podrá ser motivo proactivo de reflexión.