El máximo órgano religioso de Arabia Saudí ha denunciado los ataques suicidas que tuvieron lugar el lunes, incluyendo uno cerca del segundo sitio más sagrado del Islam. El Consejo Superior de Ulemas ha dicho que los atacantes han violado todo lo que es sagrado allí.

Cuatro guardias murieron cerca de la Mezquita del Profeta en Medina. Solo los atacantes de Jeddah y Qatif murieron. Ningún grupo ha afirmado aún que esté detrás de los ataques, pero sospechan que el grupo que está detrás de ellos es el Estado Islámico.

El grupo yihadista suní ha pedido que la monarquía saudí caiga y sus partidarios previamente han realizado bombardeos en el estado del Golfo.

Anuncios
Anuncios

Todos ellos dirigidos a las fuerzas de seguridad de las comunidades minoritarias.

El Estado Islámico ha reclamado y ha sido culpado de una serie de ataques mortales en los países predominantemente musulmanes de Turkia, Iral y Bangladesh durante el mes sagrado del Ramadán.

En el primer atentado del lunes, dos agentes de seguridad resultaron heridos cuando un hombre detonó un chaleco explosivo. Se inmoló cerca del consulado estadounidense en la ciudad costera de Jeddah poco después de la medianoche.

Un portavoz del Ministerio del Interior identificó al agresor como Abullah Qalzar Khan, un expatriado paquistaní de 35 años. Se dice que había trabajado como conductor privado en Jeddah durante doce años. Cuando ocurrieron estos ataques las redes sociales se incendiaron como siempre que ocurre un ataque terrorista.

Anuncios

En twitter se apresuraron todos a culpar al Estado Islámico de este ataque.

El segundo ataque tuvo lugar durante la noche frente a una mezquita chií en la ciudad oriental principalmente chiíta de Qatif. El portavoz del Ministerio del Interior dijo que los restos de tres personas habían sido encontrados y que estaban siendo identificados. No dio más detalles.

Después otro ataque se produjo cerca de la Mezquita del Profeta en Medina, donde miles de fieles se habían reunido para la oración Maghrib. “Los hombres de seguridad sospecharon de una persona que se dirigía a la mezquita a través de un terreno baldío de tierra utilizado como un espacio de estacionamiento para los coches de los visitantes”, dijo el portavoz del Ministerio del Interior. #Terrorismo