Las últimas cifras sobre refugiados publicadas por el Organismo No Gubernamental Oxfam Intermón son, cuando menos, perturbadoras. La crisis de conflictos como la guerra en Siria y el fortalecimiento del autodenominado Estado Islámico, junto con otras afrentas sociales en diversos países, particularmente en Asia, África y Oriente Medio, han generado una de las oleadas de inmigrantes y #Refugiados más grandes desde la Segunda Guerra Mundial. 

Los refugiados han sido usados en la vieja Europa como caldo de cultivo para el renacimiento de discursos nacionalistas, xenófobos y el fortalecimiento de las alas más duras de la extrema derecha europea, aprovechando el pánico de los atentados terroristas sucedidos en París, Bruselas, Orlando, Niza o Estambul entre otros.

Anuncios
Anuncios

Oxfam ha denunciado este lunes que los seis países más ricos que representan más de la mitad de la economía global, son los que reciben a menor número de refugiados, solo un 9 por ciento de los existentes en todo el mundo. El pasado año 2015 sólo dos millones cien mil refugiados fueron acogidos por Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, China, Francia y Japón. Por el contrario, un grupo de países que juntos representan apenas un 2 por ciento de la economía mundial son los que han aceptado más del 50 por ciento. Este grupo es compuesto por Turquía, Jordania, Pakistán, Sudáfrica, el Líbano y Palestina. 

José María Vera, director de Oxfam Inermón, ha calificado la situación de escandalosa y ha hecho un llamado a los gobiernos de las principales potencias a que no sólo acojan más refugiados, sino que incrementen la ayuda a los países con altos niveles de inmigrantes forzosos en sus territorios.

Anuncios

En el caso de España, Vera ha denunciado que su poca ayuda se ha centrado únicamente en el conflicto sirio, olvidando todos los demás y prestando prácticamente ningún tipo de ayuda.  Oxfam ha recordado al gobierno español y a Mariano Rajoy sus promesas de reubicar en el país a dieciséis mil refugiados, de los que apenas han llegado 1.449. También les ha sido recordado por Vera su mayor responsabilidad en el asunto, al ser España miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la Unión Europea.

  #Derechos Humanos