El tribunal de arbitraje de La Haya sentenció, a petición de Filipinas, que el gobierno chino no tenía ninguna base legal –ni histórica– para reclamar parte del territorio del Mar del Sur de China. Inmediatamente, los periódicos y #Redes Sociales chinos describieron la decisión del tribunal como "inválida", "nula y vacía", así como han concluido que ha sido una estrategia de los Estados Unidos, que supuestamente había financiado a Filipinas para que hiciera la petición, según China Daily.

Las redes sociales chinas –Weibo, Wechat y algunos blogs– no tardaron en explotar con imágenes y comentarios sobre la noticia. Una de las más destacadas, que ha sido compartida por la famosa actriz Fan Bingbing, muestra un mapa de China con una clara señalización de los territorios que reclaman –la "línea de los nueve puntos"– y un comentario explicativo: "Esta es China, sin un punto más ni un punto menos".

Anuncios
Anuncios

Una publicación de una imagen repitiendo las palabras oficiales del gobierno chino "no aceptaremos, no participaremos, no reconoceremos" fue compartida más de 40.000 veces en Weibo, la plataforma digital análoga a Twitter en China. Los internautas han incluso llegado a pedir a la población china que deje de comprar uno de los principales productos importados de Filipinas a China, el mango, "hasta que se mueran de hambre", según una publicación en Weibo. Los usuarios también han falseado, en un ataque de patriotismo, algunas imágenes pretendiendo vender "auténticos mangos de la provincia filipina". 

Según un estudio sobre la opinión pública china sobre las disputas marítimas, llevado a cabo por Andrew Chubb, la juventud china es más nacionalista que sus predecesores pero es menos proclive a aceptar una guerra, y también tienen la tendencia a interpretar las disputas marítimas como cuestiones nacionales y de humillación personal

Sin embargo, el mismo estudio afirma que la televisión sigue siendo el medio de comunicación con más influencia en el país y que "el gobierno sigue marcando las tendencias de la opinión pública, a pesar de la existencia de #Internet".

Anuncios

Una muestra de ello es que el partido ha empezado a censurar gran parte del contenido en las redes sobre el arbitraje, tanto los mensajes de apoyo a la decisión del tribunal, como aquellos que abogan por empezar una guerra.