El día 8 de julio del 2016 quedará registrado en los libros de meteorología como un fuerte y raro temporal azotó las ciudades del norte de Chile y sur del Perú. Alrededor del mundo varios expertos en esta materia mostraron su asombro por la magnitud del evento. Hace poco, mediante su web del Observatorio de la Tierra, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) también expuso su preocupación por dicho fenómeno. "Inusual tormenta de polvo frente a Chile", así se tituló el artículo publicado en la susodicha web. En ella explican la rareza que suelen tener este tipo de grandes eventos en la costa Oeste de Sudamérica, a la vez que recogen comentarios de científicos de la atmósfera, como Joseph Prospero científico de la Universidad de Miami, quién señaló que la fuerza de los vientos en esa zona "no son favorables para el desarrollo de grandes tormentas de polvo como las que observamos en Asia o en el Desierto del Sahara".

Anuncios
Anuncios

También indican que la topografía del lugar juega un rol muy importante, por ejemplo tenemos a la cordillera de los Andes que con 7.000 kilómetros de extensión bloquean el paso de los fuertes vientos provenientes desde el Este lo que hace que estas "reboten" de nuevo hacia el Atlántico. Aunque lo más interesante, y preocupante tal vez, es que "en esta época del año los vientos siempre van en dirección de Oeste a Este".

Finalmente, la #NASA explicó que las causas de este acontecimiento se debieron a la aparición de vientos catabáticos o también conocidos como "brisa de montaña", vientos que primero al subir hacia la atmósfera se enfrían por la radiación, gracias a esto ganan mucha densidad o peso por lo que luego van cuesta abajo por este flanco occidental de los Andes y, como en este caso, al descender ganan bastante velocidad provocando los vientos huracanados en la zona.

Anuncios

Aunque vale añadir que para las autoridades chilenas, esto se debió a la presencia de una Vaguada o Núcleo Frío en Altura, para los peruanos, fue producto de una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos).

Según las imágenes de satélite de ese mismo día, vastas porciones de polvo con rumbo hacia el Océano Pacífico son apoyadas gracias a la presencia de vientos huracanados de hasta 105 km/hr en aquella región, lo que llevó al cierre de algunos aeropuertos en las ciudades de Iquique y Arica. También se reportó la ocurrencia de lluvias intensas, un récord de alta temperatura de hace más de un siglo en Iquique y hasta el de relámpagos en la ciudad de Ilo en Perú, y todo esto considerando que estamos hablando del lugar más seco de la tierra; la población de estas ciudades afectadas decían que era la primera vez que se contemplaba este fenómeno natural, al menos sí en lo que se refiere a vientos anormalmente fuertes. En ambos países el temporal dejó cerca de 3000 damnificados.

#Calentamiento global