La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Elche, ha tomado la iniciativa de presentar una campaña importante para poder concienciar a los empresarios de que apoyen a la dinámica económica y laboral, permitiendo se respeten lo que se quiere instaurar como un derecho laboral y social: el respeto por la jornada partida.

Esto quiere decir que cuando un empleado decida salir a comer durante el lapso de una hora, se le respete el mismo como si fuera parte de su jornada laboral, en vez de que se le adicione esa “hora perdida” y tenga en consecuencia que salir más tarde el empleado o empleada. Se considera que esto no ayuda en nada en la idea del bienestar común de una sociedad y bajo esa premisa es que trabajan en una campaña intensa.

Anuncios
Anuncios

Para ello, se valen de la idea de presentar a las #Empresas, una serie de imágenes para hacerles ver la realidad en la que se encuentran miles de familias. Una de esas imágenes que ha tenido gran impacto es la de una carta que envía un niño a determinado empresario. En ella se resume claramente la idea de que es necesario que “esté menos tiempo en la oficina” para que esté con la familia, que es parte importante de la sociedad y del bienestar del niño.

Se espera que este tipo de campañas flexibilice la dinámica actual del trabajo que resulta un poco injusto a decir de muchos empleados que ven con buenos ojos este tipo de iniciativas. Si la propia campaña logra tener resultados óptimos, sin duda será un referente para que se extienda a todo el país de España. Sin duda será interesante revisar el comportamiento de este evento.

Anuncios

Lo interesante de esta campaña es cómo ponen en evidencia las posibilidades reales que se tiene para comer en el lapso estipulado, en realidad apenas alcanza para comer de manera digna: a lo más que se aspira es a comer un sándwich; al menos esa es la propuesta y el efecto de catarsis que buscan plasmar en la campaña y que claramente contrasta con la idea bien clara de lo que significa “salir a comer”. Esperemos tenga impacto al menos mediático.   #Globalización #Calidad de vida