Reino Unido sigue manteniéndose en el centro de las principales portadas mundiales y esta vez no por el Brexit, este miércoles salió a luz un informe que por más de siete años tardo en recopilar todo lo acontecido en la brutal invasión a Irak por parte de los #Estados Unidos y Reino Unido en el año 2003, el Informe Chilcot contempla en doce tomos y más de dos millones de palabras una cuantiosa información sobre las posibles decisiones que pudieron evitar la guerra en Irak. 

Sir John Chilcot de 77 años con una amplia carrera en la diplomacia internacional fue elegido en el año 2009 por el entonces primer ministro Gordon Browm para encabezar una cuantiosa investigación sobre la actuación de Reino Unido en la invasión a Irak que para entonces el ex primer ministro Tony Blair decidió aprobar la declaración de guerra para unirse junto a su homologo y principal aliado George W. Bush presidente de los Estados Unidos para hacerle frente a la amenaza que representaba el régimen de Sadam HuseinIrak y los coletazos de la post-guerra.

El informe de Chilcot pudo disipar dudas que por años fueron cuestionamientos, pero siempre se tuvo la certeza de que la invasión al territorio iraquí no era necesaria, sir John Chilcot fue contundente al afirmar que la intervención de Reino Unido en la guerra de Irak era inevitable y en el mismo informe hace referencia a la actuación de Blair y cuestionan su decisión enfatizando que Tony Blair aprobó participar en la intervención en el territorio iraquí antes de agotar todas las opciones pacificas que pudiesen evitar una guerra.

Anuncios
Anuncios

La intervención en Irak siempre había sido cuestionada la mayoría de los analistas consideraban que la invasión no era necesaria, lo cierto es que el informe Chilcot ha dado un duro golpe a la prestigiosa carrera política de Blair, los más de doce cuerpos demuestran que la intervención de Reino Unido en la guerra provoco consecuencias irreversibles, el informe asegura que la amenaza terrorista en el país aumentó después de la invasiónLa guerra en Irak provoco el nacimiento de nuevos grupos terroristas.

La información más pertinente que revelo el informe Chilcot fue la falta de pruebas y de inteligencia sobre las posibles armas de destrucción masiva con las que contaba el régimen iraquí y es que Bush y Blair aseguraron ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que Husein estaba preparando un ataque con bombas tóxicas y que en el país escondían armas de destrucción masiva.

Anuncios

Chilcot asegura que la amenaza de Husein no era inminente.

Tony Blair en conferencia de prensa pidió disculpas por los posibles errores que se cometieron, pero no se arrepiente de haber ayudado al mundo a eliminar la gran amenaza que representaba el régimen de Sadam según Blair.