El atentado cometido el pasado martes y que se ha cobrado la vida de 43 personas, es una incógnita dentro de las líneas de investigación.

Ayer, jueves, por la mañana la policía turca comenzaba una cruzada contra presuntas células del Estado Islámico (ISIS). Lo hacía en Estambul y Esmirna, una pequeña ciudad con Playas, los resultados aún no han sido comunicados oficialmente por el Estado turco. De la operación 22 personas han sido trasladadas para ser interrogadas, la policía sospecha que, al menos uno de los atacantes del martes en el aeropuerto era extranjero.

Tras inmolarse, el cuerpo de los tres presuntos terroristas, los tejidos óseos han quedado en un estado que no facilita la identificación, ni la toma de huellas.

Anuncios
Anuncios

Es por ello, que todavía no se conozcan públicamente las identidades de estas personas. Aunque las investigaciones llevan a pensar que los tres atacantes provenían de la zona rusa de Turquía.

En los allanamientos realizados este jueves, la policía ingresó en 16 viviendas de la periferia de Estambul, concretamente en los barrios de Pendik, Sultanbeyli y Basaksehir, habitados por trabajadores, mayoritariamente. Allí fueron arrestadas 13 personas, mientras que Esmirna se han detenido a 9 sospechosos de financiar y colaborar con el #Terrorismo. No obstante, de momento no se ha determinado oficialmente, la vinculación de los detenidos con el ataque del martes.

El ataque que se podría haber prevenido

Los servicios de inteligencia turcos, habían informado de un posible atentado en el aeropuerto internacional Atatürk.

Anuncios

Según investigaciones estaba en la mira del Estado Islámico y se había convertido en un punto neurálgico.

Sin incluir a los asesinos que activaron sus explosivos y fallecieron en el acto, el ataque ha dejado 43 víctimas mortales y más de 200 heridos de gravedad. Las autoridades supieron de que el aeropuerto era uno de los objetivos terroristas 20 días atrás, pero si hicieron algo al respecto, no resulto fecundo.

Aunque en un principio se creyó que los autores de la ejecución podrían ser miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pronto se descartó eso idea. Los atacantes, según se cree, se habrían inspirado en Call Of Duty, un juego de rol de ordenadores.

A pesar de la conmoción y el estado de alerta en el que el atentado sumió al país, los intereses económicos primaron. Cuando a Bruselas, un ataque similar le demandó 20 días reabrir el tráfico aéreo y retomar las actividades, el aeropuerto de Estambul estuvo listo para volver a operar a las 5 horas de cometida la masacre.

Anuncios

Algunos vuelos fueron cancelados y otros reprogramados, pero los fatídicos incidentes no lograron que uno de los aeropuertos más transitados del mundo mermara su actividad.

Como en el juego de ordenador, los asesinos del aeropuerto de Estambul terminaron con sus vidas en distintas zonas del recinto. Aquí se diferencia de la metodología utilizada en Bruselas, porque los sucesos previos, si guardaban similitud. Uno de los terroristas murió en el hall de la primera planta, otro en la segunda y el tercero lo hizo en el aparcamiento. #Unión Europea