¿Saldrá realmente Gran Bretaña del Unión Europea?

La campaña comenzó apenas horas después de conocerse los resultados comiciales bajo el hashtag #Bregret (Bretaña-Retorno). En menos de 24 horas se habían recolectado más de 100mil firmas online solicitando un segundo referéndum alegando que el margen apretado de la votación y la victoria del sí a la salida de la Unión se debió a una enorme campaña de desinformación.

Actualmente esta misma propuesta supera los cuatro millones de solicitudes recogidas en una petición en la web de la “Cámara de los Comunes” y básicamente solicita al gobierno implementar una normativa que permita convocar “otro referéndum” en torno al mismo tema.

Anuncios
Anuncios

La explicación que respalda esta petición es principalmente numérica: El Brexit obtuvo el 52% de los votos con una participación menor al 71,8%, por lo que técnicamente el resultado electoral no representa la mayoría ciudadana.

Además de esto, alegan que el resultado queda entre dicho pues el gobierno no hizo lo necesario para informar ampliamente a la ciudadanía acerca de las consecuencias de la salida del Reino Unido del bloque europeo. Acusación que por cierto, la mayoría de los analistas internacionales achacan ampliamente a David Cameron quien, según la opinión general no hizo lo suficiente para equilibrar la balanza informativa.

El resultado del Brexit fue recibido con amplia decepción sobre todo entre los jóvenes que votaron mayoritariamente por la permanencia en la Unión. 3 de cada 4 jóvenes entre 18 y 25 años votaron en contra de la salida y son precisamente ellos quienes “abultaron” esta petición de un segundo referéndum.

Anuncios

¿Es procedente un segundo referéndum?

–Si, pero el camino para llegar a él es largo y complejo.

El Comité de Peticiones del Parlamento ha dejado claro que “es demasiado tarde para cambiar las normas de forma retroactiva”  y que, “al programar este debate, no está apoyando una llamada a un segundo referéndum”, pero, dada la “enorme cantidad de personas que firmaron la petición, ésta debe ser debatida por los diputados”.

“El debate permitirá a los diputados argumentar un amplio rango de puntos de vista, en representación de sus constituyentes” pero, corresponderá al gobierno decidir si quiere iniciar los procesos para acordar una nueva normativa que llevaría a Inglaterra a un segundo referéndum respecto a la salida del Gran Bretaña por lo que, según comunicó el comité, durante el tiempo de debate no habrá ninguna votación para decidir sobre un segundo referéndum por lo que la sesión del 5 de septiembre no servirá para cambiar la ley.

Dada la magnitud del movimiento en favor de detener la salida, es difícil creer que el gobierno desestime la petición. Sobre todo porque incluso los principales líderes políticos del país están a favor de él.

Anuncios

Los contrarios a la petición –de refrendar nuevamente sobre el Brexit –  argumentan que prime el resultado electoral debe ser respetado. En clara alusión a las palabras de David Cameron en su discurso frente a la cámara de los comunes el día después de conocerse la victoria del Si.

Sea como sea, todo parece indicar que la decisión de Cameron de dilatar la petición formal ante Bruselas de la salida voluntaria de Gran Bretaña de la #Unión Europea ha resultado beneficioso para quienes anhelan la permanencia, y tanto ciudadanos como líderes políticos pro-europeos aprovecharán esta ventana de oportunidad que se abre para desdibujar lo más posible la historia escrita el pasado mes de junio.

Lee también: Brexit: ¿Es la UE una amenaza para la independencia de los pueblos europeos? #Elecciones