Un clima de impunidad generalizada en el este de Ucrania ha hecho que muy pocas personas hayan sido consideradas responsables de unas presuntas ejecuciones sumarias, según ha explicado la ONU.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha explicado que algunos de los casos podrían constituir crímenes de guerra. Han investigado la desaparición y muerte de al menos 47 personas en las zonas controladas por los separatistas apoyados por Rusia. El informe también dice que hay 29 casos en el territorio controlado por el gobierno.

En el este de #Ucrania han muerto casi 9.500 personas desde que se inició el conflicto en 2014. Los rebeldes pro-rusos se han apoderado de franjas de las regiones del este de Ucrania, de Donetsk y Luhansk.

Anuncios
Anuncios

Esto pasó después de que Rusia se anexionó la península de Crimea, Ucrania, justo dos semanas después de la destitución del presidente de Ucrania, Viktor Yanukovihc.

En uno de los casos, ACNUDH obtuvo pruebas forenses que muestran que una niña de seis años, su madre y su abuela murieron por disparos en la cabeza en la región controlada por los rebeldes de Luhansk.

No se encontraron los cuerpos de Margaryta, Liana Vidak ni maryna Fedorenko. Los informes sugieren que la joven y las dos mujeres habían sido secuestradas por miembros de cosacos de la milicia rebelde no reconocida, llamada Luhansk República Popular.

En junio, el este de Ucrania tuvo 12 civiles fallecidos y 57 heridos, el número mas algo de víctimas civiles de agosto de 2015. La mayoría de las muertes han sido causadas por la artillería prohibida debido al acuerdo de alto el fuego.

Anuncios

De las 9.500 personas fallecidas desde 2014, 2.000 de ellas eran civiles. Además, 1,1 millones de personas han tenido que desplazarse. Hay un informe de 50  páginas que también enumera los casos de 29 personas que desaparecieron o fueron asesinadas en Ucrania oriental, controlada por el gobierno a lo largo del 2014 y el 2015.

El caso más reciente fue el de Volodymyr Cherepnia, que desapareció cerca de Mariupol en diciembre de 2015, la ciudad ucraniana controlada por el gobierno. Su cuerpo fue encontrado en un río al mes siguiente.

Un informe inicial de la policía dice que había sido detenido por miembros de las fuerzas armadas de Ucrania. Sin embargo, aún no hay nadie declarado culpable por su asesinato.